JANTIPA, LA "JANTIPÁTICA" ESPOSA DE SOCRATES.



Si hay una mujer mal interpretada y criticada en los textos antiguos (y en muchos modernos) de filosofía, esta es Jantipa, la "supuesta" esposa de Sócrates. Desde los platónicos hasta Nietzsche ha sido usada como ejemplo de la, supuesta, dicotomía entre el filosofo y su esposa, asi como para ensalzar las virtudes de Socrates, temperado, reflexivo, compresivo, mientras que Jantipa se describe como malhumorada, irascible y celosa. Se crea así un arquetipo machista en el que el filosofo representa la razón suprema y su mujer la vida cotidiana basada en los sentidos, mas que en la razón.

Pero ¿Es cierta esta historia? y de ser cierta ¿Que motivos llevaron a esta mujer a comportarse de esa manera?. En los escritos de Platón o Jenofonte (hay que recordar que el bueno de Socrates no escribió nada) se ha mostrado a nuestra Jantipa haciendo la vida imposible a su esposo, y éste al contrario, con pleno dominio de sí mismo, y es que, según diversas fuentes, su alumno, Alcibíades le preguntó alguna vez cómo soportaba a Jantipa siempre injuriándole; Sócrates le contestó:

"Pues lo mismo que uno se acostumbra al ruido continuo de una polea de pozo, como aguantas tú el graznido de tus gansos"
"Pero -le interrumpió Alcibíades- me dan huevos y crían" "También me da a mí Jantipa hijos..." (hay que recordar que Jantipa le dió al filosofo tres vastagos: Lamprocles, Sofronisco y Menexeno)

Comentario que, por otro lado, denota el tratamiento clásico a las mujeres que o bien el propio Sócrates o bien los autores de los relatos que hablan de su vida y hazañas, dan al sexo femenino: la comparación con una polea, la comparación con aves de cría y, por último, el interés primordial del varón por la mujer como engendradora de hijos.

En otra ocasión, Alcibíades, admirado por las impertinencias de la mujer de su maestro, preguntó a Sócrates que por qué no había expulsado de su casa a una mujer de tan pésimo carácter. El sabio, a esto, le espetó con calma:

"Soportando estos arrebatos en mi hogar, me ejercito, y me acostumbro para sobrellevar sin trabajo la impaciencias y las injurias de otros fuera de mi casa".

También se dice que en cierta ocasión Jantipa estaba tan desquiciada que se desbordó en improperios a su compañero arrojándole, además, una cuba llena de agua, a lo que respondió:

"No os sorprenda que tras los truenos venga la lluvia".

¿Porque era así? Se nos ocurren DOS MOTIVOS:

1. Algunas fuentes indican que no era realmente su esposa, en el sentido griego del termino, si no su "concubina" o alguna figura similar del mundo ateniense. Su esposa "real" era MIRTO, que en muchos escritos aparece como su segunda esposa, con la que no tuvo descendencia (probablemente porque era muy mayor).
Mientras de que Jantipa se unió al filosofo sin formalidades legales, la legitimidad conyungal le habria tocado en suerte a Mirto. Esto ya sería motivo de sobra para entender su mal caracter, pero es que, ademas, no esta muy claro que los supuestos hijos de Jantipa sean suyos. Algunos autores plantean que igual alguno era de Mirto, y que, incluso, Jantipa se encargaria de cuidarlos. Mas leña al fuego.

2. Otro motivo, para determinados autores, es que a la pobre Jantipa no le hacian mucha gracia los escarceos sexuales de Socrates con sus amigos, especialmente con el apuesto Alcibiades (Socrates en el Gorgias de Platón dice que tiene dos amores: Alcibiades y la filosofia). Hay que recordar que determinados tipos de homosexualidad (calificables hoy en dia como pederastia, aunque no en la epoca griega) eran moneda corriente en Grecia.
Muchos de los ataques de furia de Jantipa coinciden con episodios en los que se advierte la presencia de sus amigos (la famosa historia de los pasteles que Alcibiades regala a Socrates), pero, en honor a la verdad, no queda claro si es por celos sobre sus aficiones sexuales con hombres o por su excesiva dedicación a sus amigos.

Jantipa fue una mujer transgresora que, hoy en día, seria un modelo para las mujeres. Una señora que, pisoteada por la sociedad, ignorada y menospreciada por el hombre al que amaba (que ademas tenia una mujer oficial y aficiones homosexuales), no se hunde, si no que saca todo el caracter que tiene dentro, enfrentandose a todos y a todo.

Un ejemplo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada