EL CABALLERO DE ÉON (O MADEMOISELLE BEAUMONT, SEGÚN SE MIRE)


Perpetrado por Oskarele

Charles Geneviève Louise Auguste Andrée Timothée (Carlos Genoveva Luisa Augusto Andrea Timoteo) decidieron llamarle.

Curiosa mezcla de nombres masculinos y femeninos le pusieron a este niño nacido en 1728, hijo de Françoise de Charenton y Louis d'Éon de Beaumont. Joven brillante y estudioso, estudia derecho en Paris, comenzando a trabajar pronto como abogado, además de escribir algunos textos sobre el tema. Parece ser que uno llamado “Consideraciones Históricas y Políticas” llama la atención del monarca francés por aquel entonces, Luis XV, que decide ficharlo, por un lado, como censor real para la Historia y las Bellas Letras, pero por otro lado, lo ficha para su particular servicio secreto, “Le Secret DU ROI”, también conocido como “El gabinete negro”.

Así en 1755 se le encarga su primera misión como espia, al servicio secreto de su majestad: fue destinado a Rusia, con el objetivo de acercarse a la zarina Elizabeth I Petrovna, para intentar ganarse la confianza de la misma e intentar acercar a Francia y Rusia. Pero deciden que la mejor forma de acercarse es haciéndose pasar por mujer, convirtiéndose en la señorita Lya de Beaumont. Se presentará en la corte de San Petersburgo como una mujer hermosa, y rápidamente conseguirá ganarse la amistad de la reina, llegando a ser su lectora oficial. Pero para no levantar demasiadas sospechas, regresa a Paris, donde la gente empezará a murmurar sobre su verdadera naturaleza sexual, ya que, además, no se le conocen relaciones con mujeres.


Poco tiempo después fue enviado de nuevo a Rusia, pero esta vez se presentó como hermano de Lya, sin que, de nuevo, nadie se percatase del engaño. A partir de entonces llevará a cabo diferentes misiones para el servicio de espías del monarca Luis XV, unas veces como hombre, otras veces como mujer, llegando a ser galardonado con la cruz de San Luis por su dirección de la tropa en combate durante la Guerra de los Siete Años.

En 1962 será enviado a Londres como secretario de la embajada francesa. Allí se vestirá aleatoriamente de hombre y de mujer. Esto hace que los rumores crezcan como la espuma, hasta el punto de que unos años después, el montante de las apuestas sobre su autentico sexo llegase a las 300.000 libras en 1771. Por aquella misma época parece ser que conoció al famoso gigoló Giacomo Casanova, que quedó convencido de que era una mujer. Poco después, en 1774 recibe la visita del dramaturgo Beaumarchais, como emisario del rey quien le obliga a confesar su sexo: asegura que es una mujer, hecho, además, constatado por algunos médicos…



Ante esta evidencia, el rey le ordena que deje de actuar como un varón, además de ser retirado del servicio activo, cuando contaba 46 primaveras. Desde entonces fue conocida como “Mademoiselle de Eón”.

Ese mismo año, 1774, palma el monarca Luis XV, siendo reemplazado reemplazado por su delfín Luis XVI, a quien acude "el caballero de Eón" en 1777 con el uniforme de capitán de la legión de honor y suplica su reincorporación al servicio.

Pero el nuevo rey no se lo permite, al igual que el uso de su personalidad masculina. Así que permaneció en Londres, donde durante los siguientes 33 años vivirá como una damas mas, aunque ya envejeciendo, para terminar muriendo en 1810, con ochenta y dos tacos.

Tras su muerte algunos médicos y varios testigos pudieron dar fe de su autentico sexo. Era varón.

¿Cómo es posible que en 1774 los médicos hayan declarado que el personaje era una mujer? ¿Y si realmente era una mujer?...



A modo de epilogo, esto es lo que dejo escrito Casanova al respecto de Charles de Beaumont:

“Fue en la mesa de este embajador donde conocí al caballero De Eón, secretario de embajada que más tarde dio tanto que hablar en Europa. Este caballero De Eón era una bella mujer que antes de entrar a la diplomacia bahía sido abogado y capitán de la Legión de Honor… sirvió a Luis XV como soldado valeroso y negociador consumado. A pesar de su espíritu ministerial y sus modales de hombre, no necesité ni quince minutos para reconocer que era una mujer... ya que su voz era demasiado franca para ser una voz de castrado, y su figura demasiado redondeada para ser la de un hombre, sin considerar la falta de barba, que puede ser un defecto accidental en un hombre tan bien constituido como cualquiera en cuanto al resto.”

Mas info y fuentes aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_de_Beaumont, aquí: http://misterios1.tripod.com/hermafrodita.htm, aquí: http://retratosdelahistoria.lacoctelera.net/post/2006/12/25/el-caballero-d-eon-espia-su-majestad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada