LOS PUEBLOS DEL MAR. ESOS GRANDES DESCONOCIDOS.

Perpetrado por Oskarele.

Los historiadores del siglo XIX acuñaron este término, “Pueblo del Mar”, para referirse a una serie de pueblos que hacia el 1.200 a. C. atacaron Egipto, durante la dinastía XIX y la XX, siendo especialmente conocidos por sus guerras con Ramsés III, de la dinastía XX. El caso es que muchos también han planteado que estos mismos pueblos fueron los responsables del fin de la civilización micénica y del colapso del Imperio Hitita, hechos que sucedieron por esta misma época (XIII a. C.). No está muy clara esta correlación. Ni tampoco está muy claro quiénes fueron esos Pueblos del Mar… así que vamos a estudiarlos un poquito.

Situémonos: Mediterráneo oriental. Siglos XIII y XII a. C. Finales de la conocida como Edad del Bronce. Tenemos dos grandes imperios: por un lado, los hititas, con sede en el centro de la península de Anatolia (Turquía, hoy), y con vastos territorios aledaños. Por otro lado, Egipto, un imperio viejo ya, con más de dos mil años de antigüedad. Ambos entraban en fricción en sus zonas fronterizas (lo que viene a ser hoy en día Israel, Siria, Jordania…). Varias batallas entre ambos, siendo especialmente famosa la de Kadesh, protagonizada por el faraón egipcio Ramsés II, cuyo resultado actualmente se considera que fue un empate técnico, si bien cada uno de los contendientes lo vio como una victoria propia (tal y como han dejado constancia diferentes inscripciones egipcias e hititas).

Por otro lado, al norte de la región de Mesopotamia, al este de los hititas, crecía un imperio que con el tiempo los acabaría absorbiendo, Asiria. Esto obligo a los hititas a buscar materias primas y mercados por el Mediterráneo.

Allí, en mitad del Mediterráneo estaba Micenas, que había entrado en decadencia por culpa del dominio de las rutas comerciales por parte de los hititas, teniendo en cuenta además una serie de conflictos internos, que acabaron provocando su colapso. Pero se sabe que muchos micénicos, expertos marineros, lanzaron ataques piratas contra las flotas comerciales hititas. En uno de ellos, incluso, llegaron a invadir Chipre, en manos hititas. Poco a poco se fueron haciendo más fuertes los micénicos y los enfrentamientos con sus enemigos más duros.

Así Micenas fue recuperando parte de las islas y rutas comerciales. Y lugares como la mismísima Troya. Y además apoyaron la causa de algunos estados vasallos de Hatti que se fueron rebelando.

Todo esto ayudó a que el Imperio Hitita colapsase, más que nada, económicamente. Y esto provocó una oleada migratoria sin precedentes. Miles de personas salieron en busca de fortuna abandonando aquel vasto imperio.

Por otro lado, se sabe que durante el reinado de Ramsés III (1.184 a.C. – 1.153 a.C.), una serie de “invasores” asolaron las costas del Mediterráneo Oriental. En el templo de Medinet Habu, en Egipto, existen unas inscripciones, básicas para este tema, que hablan de ello.

En el XIX los historiadores franceses dominaban la egiptología. Emmanuel de Rougé, aparte de vizconde y de conservador del Louvre, fue el sucesor del genial Jean-François Champollion en la cátedra de arqueología egipcia del Collège de France. Y también fue el que propuso, por primera vez, el término “Pueblos del Mar” para referirse a esos pueblos invasores de los que hablaban las inscripciones de Medinet Habu (ver imagen debajo). Y les puso ese nombre porque en aquellos textos se habla de gentes procedentes de las “Islas en medio del mar” o “países del mar”. Estas gentes ya eran conocidas por los egipcios, pues ya habían tenido algunos problemillas con ellos en la época de Ramsés II.


Las inscripciones de Medinet hablan y nombran a una serie de pueblos diferentes, muchos de ellos conocidos desde siglos antes por los egipcios y retratados en textos muy anteriores: Shardana o Sherden, procedentes de Jonia y que por el expansionismo hitita tuvieron que emigrar. Los Lukka, mencionados con frecuencia por los textos hititas del II milenio a.C. y que estaban asentados en la región sur de Anatolia, la Licia. Fueron un pueblo siempre rebelde frente al expansionismo hitita.

Los Ekwesh, parece ser, eran los Aqueos micénicos. Los Teresh o Tursha serían los Tirrenos, un término empleado por los griegos para referirse a aquellos no griegos.

Actualmente se considera que fue el pueblo que dio lugar a los etruscos. El origen concreto de estos se situaría en la zona de Lidia (al oeste de Anatolia).Los Shekelesh, parece ser, procedían de la isla de Sicilia, basándose en el hecho de que cuando arribaron los griegos en el siglo VIII a.C. a la isla, encontraron a un grupo denominado Sikels, que inmediatamente relacionaron con aquellos.

Los Peleset eran conocidos por los egipcios como Prst y se les identifica, casi con total seguridad, como el pueblo de los Filisteos, pueblo, parece ser, originario de Creta, que acabo estableciéndose en Palestina, en aquellos tiempos en manos de los egipcios.

Otros menos conocidos fueron Los Tjeker, los Denyen y los Weshesh.

Así pues, el hostigamiento de los aqueos micénicos y de los asirios y el colapso de la economía hitita, provocaron el fin de aquel floreciente imperio, que se desmembró en diferentes ciudades-estado totalmente autónomas. Esto provocó un caos entre los países y pueblos del norte del Mediterráneo, provocando que muchos emigrasen hacia la zona costera sudoriental.

Serian estos los Pueblos del Mar. De ahí sus ataques tanto a Egipto como a toda la franja costera de los actuales países de Siria, Líbano e Israel.

Pero existen otras teorías.

Una bastante probable sostiene que aquellos estados neo-hititas que surgieron tras el colapso de Hatti, asentados todos en importantes rutas comerciales, fueron poco a poco consolidándose. Pues bien, curiosamente, algunos de estos estados permanecieron, inexplicablemente, intactos a los ataques de los Pueblos del Mar. Esto ha llevado a pensar que en realidad aquellos ataques narrados en Egipto fueron protagonizados por esos estados neo-hititas ante el temor de que Egipto pretendiese recuperar su influencia en la zona. Y algunos, incluso, plantean que se coaligaron por un fin común: defenderse contra el poderoso Egipto. Y atacando primero.

De hecho, en el templo funerario de Ramsés III que mencionábamos antes, en Medinet Habu, se habla de una coalición de pueblos, formada por los Peleset, Tjeker, Denyen y Weshesh, que atacaron con dureza Egipto. Se habla en total de 4 guerras en las que estuvieron involucrados los Pueblos del Mar. Finalmente el poderoso Ramsés III los acabará dominando.

Sea como sea, lo cierto es que aquellos convulsos siglos XIII y XII a. C. transformaron totalmente todo el esquema del Mediterráneo oriental: Micenas desapareció por completo, toda Asia Menor fue arrasada: Ugarit, Tarso, Hattusa sucumbieron. Los hititas desaparecieron definitivamente. Egipto tuvo que abandonar todas sus posesiones en Asia para poderse defender, posesiones que no volvió a recuperar.

Mas info y fuentes por aquí: http://antropos.galeon.com/html/pueblosmar.htm, aquí:http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/Pueblos%20del%20Mar_CUADRO.htm, aquí: http://www.amarre.com/html/historias/curiosidades/pueblos.php, aquí: http://www.historialago.com/leg_troy_01040_pueblosmar_01.htm, aquí: http://terraeantiqvae.blogia.com/2004/113002-los-pueblos-del-mar.php y aquí: http://www.institutoestudiosantiguoegipto.com/los%20pueblos%20del%20mar.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario