SUPERMAN, EL HOMBRE DE ACERO

Perpetrado por Oskarele

El primer superhéroe de la historia del comic y sin duda uno de los mayores iconos de este arte y de este mundo en el que vivimos. Con más de setenta años de historia todos conocemos la historia, ya sea por las viñetas o por las películas. Inauguramos esta nueva sección de PLQHQ dedicada a los grandes personajes de ficción de la historia con Kal-el, hijo Jor-El, extraterrestre del planeta Krypton. 



Todo empieza en 1933, cuando dos colegas de Cleveland, Ohio, tuvieron una primera idea sobre el futuro personaje: Jerry Siegel, escritor, y Joe Shuster, dibujante, crean un personaje llamado Super-Man que aparece por primera vez en una historieta llamada “The Reign of the Super-Man” (El reino del Super-Hombre), incluido en el tercer número de Science Fiction, en 1933. Pero la historia no es la misma que conocemos: aquí aparece como Bill Dunn, un hombre común y corriente a quien un científico (el Profesor Smalley), le dio los poderes de un dios, entre ellos la habilidad de leer las mentes.

No gustó. Así que Siegel decide reescribir el personaje, convirtiéndolo, ahora sí, en un héroe procedente de un planeta lejano con poderes sobrenaturales, inspirado físicamente en el gran Douglas Fairbanks y ya con la S en el pecho, las mallas y la capa (esto último totalmente novedoso). Su alter ego, Clark Kent (combinación de los nombres de Clark Gable y Kent Taylor), estaba basado estéticamente en Harold Lloyd. Y la ciudad donde se desarrolla la acción, Metrópolis, claramente basada en la peli de Fritz Lang (de 1927). Para ese mismo año, 1933, tenían ya una primera historieta dibujada. Pero tampoco gusta y durante varios años intentan colocársela a alguna editorial, sin éxito.

Frustrados (tango que en un arrebato quemó todas las páginas de la historia, exceptuando la portada, que Siegel logró rescatar) están a punto de desistir tras varios rechazos de editoriales. Pero finalmente, en 1938, Max Gaines, fundador de la editorial EC (Educational Comics), decide crear una nueva publicación junto a Malcolm Wheeler-Nicholson (National Allied Publishing): Action Comics. Y le ofrecen a los dos colegas publicar a Superman en el primer número de la nueva revista. 

Así en junio de 1938 aparece por primera vez el personaje (ya acompañado de Louis Lane), en las primeras 13 páginas del nº 1 de Action Comics, además de aparecer en la, posteriormente histórica, portada (aquí lo pueden ver completo: http://www.fortunecity.com/tattooine/asimov/20/past4f.html). Y fue todo un éxito, que llevó a que el año siguiente la editorial sacase una revista propia, “Superman”, que aumentó aun mas su éxito. En un principio Siegel y Shuster continuaron haciendo ellos mismos todas las historias e ilustraciones, pero con el tiempo fueron creando un equipo de dibujantes colaboradores, como Jack Burnley, Fred Ray o Al Plastino, uno de los artistas de Superman más prolíficos y reconocidos. Además los guiones también comenzaron a llegar de otras manos, sobre todo cuando en 1943, Jerry Siegel fue llamado a enlistarse en el ejército. El personaje ya estaba matizado en sus atributos principales y la historia definida, aunque fue evolucionando a lo largo de los años. 


La historia básica es la que todos conocemos: un niño extraterrestre del planeta Krypton, hijo de Jor-El (un científico eminente) y de Lara, que es enviado fuera del planeta antes de la prevista destrucción del mismo por su padre, al que nadie cree. Así la nave del pequeño Kal-El es lanzada al espacio en dirección a la Tierra (planeta que Jor-El había estudiado con sus potentes telescopios) y al poco rato de salir la nave fuera de la atmósfera del planeta Krypton, éste estalla en mil pedazos.


Cae, mira tú por dónde, en las cercanías de Smallville, Kansas, USA, donde es encontrado por unos granjeros, Jonathan y Martha Kent, que lo adoptan llamándole Clark Kent. Poco a poco irá descubriendo los poderes sobrenaturales que posee. Pasan los años, y un día, en el establo, Clark logra encender una parte de su nave, y se le proyecta un asombroso mensaje holográfico, que le mostraba su ya extinto planeta, y a su gente vistiendo trajes con el símbolo de la manta en que él llegó envuelto. Ahí supo que era el último hijo de Kriptón y que portando aquel ícono, protegería el mundo al que había llegado. Así decide que tiene que luchar por la libertad y la justicia, de forma desinteresada y sin ningún tipo de influencia política, religiosa o racial.

El muchacho crece y decide marcharse a currar a Metrópolis, de periodista en el Daily Planet, lo que le permitirá estar en contacto con las noticias más relevantes para poder ayudar a la gente. Llevará pues una doble vida entre el mojigato Clark Kent y el heroico Superman. Allí conocerá a la periodista Lois Lane de la que se enamorará, así como a su colega Jimmy Olsen, un compañero del mismo periódico y el editor Perry White.

Ahora bien ¿Por qué tiene poderes Superman? Pues muy sencillo: sus poderes se basan en la absorción de energía solar, la procedente de una estrella amarilla (nuestro Sol, a diferencias de la estrella roja de Kryton). Dicha absorción de energía provoca que la estructura celular de un Kryptoniano sea más densa que la nuestra, convirtiéndose en más resistente. Esto convierte su cuerpo en una batería de energía que le permite desafiar a la gravedad, moverse a velocidades sobre humanas, incrementar su capacidad de reflejos, levantar objetos en extremo pesados, y desarrollar invulnerabilidad. Posee además unos sentidos superdesarrollados así como poderosas habilidades de proyección energética: visión calorífica y de rayos-x, súper aliento congelante. Eso sí, es vulnerable a la Kryptonita, fragmentos radiactivos procedentes de su destruido planeta nata, y a la magia…

Sigamos con la historia de la historia…

Para mediados de los cuarenta el personaje era ya famosísimo, tanto que tenía incluso su propio serial radiofónico (iniciado en 1940 y que durará hasta 1951) y sus propios cortos cinematográficos (el primero es de 1941, creado por los hermanos Fleischer, que harían una serie completa para ser proyectada en cines). Por esta época entran en acción Lex Luthor, su nemesis por antonomasia, Superboy (que era él mismo de chiquitillo, desde 1944) y su conocido rechazo a la Kriptonita (que aparece antes en la radio que en los comics). Siempre con la DC Comics (como luego pasó a llamarse su editorial), siguió apareciendo a lo largo de las décadas siguientes con una larga colección de malvados (Doomsday, Brainiac, Bizarro),con nuevos añadidos (Supergirl) y con varias modificaciones y revisiones de la historia original. Incluso en 1992 es asesinado por el villano Doomsday, aunque el personaje fue resucitado pronto. Superman además se casó con Lois Lane en 1996.

Todo esto a pesar de los diferentes conflictos legales que los creadores tuvieron con la editorial por el tema de la cesión de los derechos.

Pero también continuó con otros caminos: en 1948, se hizo un serial cinematográfico de acción real, llamado “Superman”, con Kirk Alyn como protagonista, el primer actor en representarlo en la pantalla. En 1950 aparece “Atom Man vs Superman”, otro serial también con Alyn. En 1951 aparece la serie de televisión “Adventures of Superman”, protagonizada por George Reeves y con 104 episodios entre 1952 y 1958. Incluso en 1966 se hizo un musical de Broadway, “It’s a Bird... It’s a Plane... It’s Superman”, que llegó a ofrecer 129 representaciones. En 1975 aparece otra serie animada, esta vez para televisión, “The New Adventures of Superman”, con 68 capítulos emitidos entre 1966 y 1969.


Y luego llegó el boom definitivo del personaje gracias a “Superman: la película”, dirigida por Richard Donner en 1978 y protagonizada por Christopher Reeve, Marlon Brando, Gene Hackman y Margot Kidder. Una obra maestra continuada con maestría por una segunda parte, “Superman II” (1980), dirigida por Donner y Richard Lester, que dirigiría una algo más mediocre tercera parte, “Superman III” (1983), con el inefable Richard Pryor, que sería continuada por la terrible y horrorosa “Superman IV: The Quest For Peace” (1987), dirigida por Sidney J. Furie. 

Para entonces, pleno años 80 personaje es un personaje tremendamente conocido y exitoso, a pesar de que compite con muchos otros, entre ellos Batman, también de la DC, o Spiderman, Hulk o La Patrulla X, de la Marvel. Pero sigue siendo el rey, a pesar de que las últimas adaptaciones cinematográficas no fueron demasiado buenas. Productos como la serie de tv de los noventa “Lois y Clark, las nuevas aventuras de Superman” ayudaron a hundir aun más al personaje. De hecho a pesar de que intentos posteriores, como la serie de televisión Smallville, protagonizada por Tom Welling, enfocada en la adolescencia y juventud de Clark Kent y que ha durado 10 temporadas (2001-2011) o la última versión cinematográfica, dirigida en 2006 por Bryan Singer , “Superman Returns”, protagonizada por Brandon Routh, han sido bastante bien aceptados, el gran público parece más encantado con otros superhéroes que con el hombre de acero. Veremos lo que nos aguarda el estreno en 2013 de la versión dirigida por Zack Snyder (“300”, “Watchmen”) y producida por Christopher Nolan (autor de las tres últimas versiones de Batman), que se llamará “Man of Steel”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada