EL ATENTADO DE OKLAHOMA CITY

Perpetrado por Oskarele

19 de abril de 1995. Nueve de la mañana. Un camión con cerca de 2.300 kilos de explosivos caseros detonó en la calle frente al edificio Alfred P. Murrah Federal Building, que albergaba oficinas del FBI y una guardería para los hijos de los empleados. Los efectos de la explosión se sintieron hasta una distancia de 48 Kilómetros. Resultado: 169 víctimas mortales, entre ellas 19 niños, mas de 500 heridos, el edificio prácticamente destruido y el mundo atónito ante la barbaridad de la matanza.

La investigación posterior reveló que los explosivos estaba compuestos de Nitrato Amónico mezclado con combustible y nitrometano, una mezcla conocida como ANFO (por sus siglas en inglés: Amonium Nitrate and Fuel Oil).

Nadie reivindica el atentado, de primeras. 




Hora y media después de la explosión un veterano de la Guerra del Golfo es detenido a las afueras de la ciudad por conducir sin matrícula, lo que levanta las sospechas de la policía, que había acordonado la ciudad. Al inspeccionarlos le encontraron unas cuantas armas ilegales en el coche. Se trataba de Timothy McVeigh, contaba 26 años, era militar, guardia de seguridad y simpatizante de movimientos contra el control de armas y a favor de las milicias urbanas, y, por supuesto, con tendencias claras hacia la ultra derecha más rancia de los EEUU.

Reconoció haber sido el responsable del atentado (después de quedar demostrado que fue él el que alquilo el camión donde iban los explosivos), y aseguró que lo había hecho para mostrar su insatisfacción hacia el estado federal, al que culpaba del abandono que padecieron sus soldados en Irak, así como de las matanzas de Ruby Ridge y de Waco (la fecha del atentado fue justo dos años después de este suceso), de la que hemos hablado por aquí. En definitiva, consideraba que el gobierno yanqui estaba atentando contra su propia gente y que tenía que hacer algo.



Pero no estuvo solo: Terry Nichols, su colega y complice, también ex-marine como McVeigh. Es detenido y durante el registro a su domicilio se encontró cantidad de material incriminatorio: nitrato de amonio, detonadores, libros sobre fabricación de bombas y un boceto de Oklahoma City en el que está marcado el edificio federal que sería objeto del ataque, así como el lugar donde se situaba el coche empleado en la huída por McVeigh…

Timothy McVeigh fue condenado a muerte y ejecutado el 11 de junio de 2001. Cerca de 250 supervivientes y familiares de las víctimas del atentado fueron testigos de la ejecución por medio de un circuito cerrado de televisión. Diez fueron seleccionados para observarla en persona.

Terry Nichols cumple cadena perpetua. Curiosamente, cinco años después de la muerte de McVeigh, el FBI recibe la noticia de que un preso que había sido compañero de Nichols en la cárcel aseguraba que este le había dicho que la policía no lo había encontrado todo.

Efectivamente, tras un nuevo registro, se encontraron gran cantidad de explosivos escondidos bajo la casa que habían pasado desapercibidos en el registro anterior.

Desde grupos cercanos ideológicamente a McVeigh, la ultraderecha antigubernamental norteamericana, y desde grupos de amantes de la teoría de la conspiración, se han expresado dudas sobre la autentica autoría del atentado. Hay quien dice que semejante explosión no se pudo producir por un explosivo casero, aunque hubiese más de dos mil kilos. Y por eso plantean que en realidad había otras bombas. Hay quien dice que en realidad el atentado es lo que se conoce en el argot un “atentado de bandera falsa”, es decir, una autoatentado provocado por el gobierno con un objetivo determinado, en este caso, reducir las libertades civiles, aumentar la presencia policial y justificar el endurecimiento de las concesiones en temas de armas.

Lo cierto es que hay cosas raras. Aquí van algunas: La falta de vigilancia adecuada en un edificio como este, donde trabaja personal federal, las evidencias de un arsenal no autorizado en el mismo al removerse los escombros, la ausencia de la mayoría del personal del FBI entre las víctimas, una probable alerta de atentado conocida y desestimada días antes, testimonios de la presencia de un equipo anti-bombas de la policía local merodeando el edificio antes de la explosión y testimonios contradictorios sobre una doble explosión casi simultánea…

Quien sabe…


El antiguo emplazamiento del edificio lo ocupa ahora un enorme monumento conmemorativo denominado “Oklahoma City National Memorial”. Incluye un estanque flanqueado por dos grandes puertas, en una de ellas aparece la inscripción "9:01h." y en la opuesta figura "9:03h." El estanque entre ambas puertas representa el momento de la explosión.

Mas info y fuentes por aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Atentado_de_Oklahoma_City, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Timothy_McVeigh, aquí: http://www.paralibros.com/passim/p20-suc/pg2095ok.htm, aquí:http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/23/internacional/1311431906.html, aquí:http://gonzaloantinwo.wordpress.com/tag/atentado-de-oklahoma-city/, aquí: http://archivo.laprensa.com.ni/archivo/2001/septiembre/12/elmundo/elmundo-20010912-13.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada