Antonio Machado. Poeta y prosista español.1875-1939


"Que dos y dos sean necesariamente cuatro, es una opinión que muchos compartimos. Pero si alguien sinceramente piensa otra cosa, que lo diga. Aquí no nos asombramos de nada."
Antonio Machado. Poeta y prosista español.1875-1939

LAIKA


Epicteto de Frigia. Filósofo grecolatino. 55-135.


"¿Qué ganarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien, imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan tus enemigos."
Epicteto de Frigia. Filósofo grecolatino. 55-135.

CON EL MAZO DANDO


FRASE EXTRAÍDA DEL "QUIJOTE", de Miguel de Cervantes


"El amor junta los cetros con los cayados; la grandeza con la bajeza; hace posible lo imposible; iguala diferentes estados y viene a ser poderoso como la muerte."

FRASE EXTRAÍDA DEL "QUIJOTE", de Miguel de Cervantes

POS SI. O NO...


CHARLES BUKOWSKI. Escritor y poeta estadounidense. 1920-1994


"Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado; Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple."
CHARLES BUKOWSKI. Escritor y poeta estadounidense. 1920-1994

EL SILENCIO DEL BULLICIO




Perpetrado por Oskarele

Joshua Bell se sentó un día en una estación de metro en Washington DC. Sacó su violín y se puso a tocar. La jornada laboral estaba a punto de comenzar y se calcula que en aquellos cuarenta y cinco minutos que estuvo tocando pasaron por allí, en plena hora punta, unas 1.100 personas. Cuarenta y cinco minutos durante los que tocó 6 piezas de Bach y durante los que fue ninguneado sistemática y bochornosamente por esas 1.100 personas.

Muy pocas personas pararon.

Curiosamente, el que más atención puso fue un niño de tres años que, pese a la insistencia de su madre para que se fuesen, se quedó embelesado con aquellas maravillosas melodías que fluían del violín de Bell.

Curiosamente, otros niños se quedaron prendados. Y todos sus padres, sin excepción, les forzaron a seguir adelante.

“Vamos niño que hay bulla”

Solamente seis personas, durante esas seis piezas de Bach, permanecieron un ratico allí.

Unas veinte se enrollaron y le dieron unas pelas, pero sin pararse a degustar su música. Recaudó 32 dólares. Pero ningún aplauso, ninguna ovación… sólo el silencio del bullicio.

“Era una sensación extraña, la gente me estaba... ignorando”, dijo.

Nada que ver con lo que había sucedido dos días antes en Boston. Dos días antes había recibido una enorme ovación después de tocar ante un auditorio lleno de personas que habían pagado 100 pavos por oírle tocar.

Aquel violinista, Joshua Bell, es uno de los músicos más talentosos del mundo. Un antiguo niño prodigio que poseía un Stradivarius de 1713, por el que había pagado tres millones y medio de dólares.

Con ese violín tocó en aquella “prueba” realizada por el Washington post. Con aquel violín tocó seis piezas tremendamente complejas de Bach en el metro.

“No está mal –dijo-, casi 40 dólares la hora... podría vivir de esto. Y no tendría que pagarle a mi agente”.

¿Qué podemos concluir de esto? ¿Percibimos la belleza o el arte cuando nos enfrentamos a ella en un contexto inesperado? ¿Se hubiese parado más gente de haber sabido quien era el violinista del metro? Seguramente sí.

Pero, por otro lado, ¿cuántas otras cosas nos estamos perdiendo por no pararnos a admirar la belleza o el arte sin que importe la fuente de la que emane?

En fin. Un mundo raro este.

Aquí podéis verle y oírle durante aquella extraña mañana: http://www.youtube.com/watch?v=hnOPu0_YWhw

Mas info y fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Joshua_Bell, aquí:http://cultura.elpais.com/cultura/2007/04/09/actualidad/1176069601_850215.html, aquí su página web: http://www.joshuabell.com/


Proverbio árabe


"Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo."
Proverbio árabe

HABEMUS LIBRO


Resulta que me dio por escribir un libro. Cosa de locos en estos tiempos. O no. Yo que sé… pero me dio por ahí. ¿Sobre qué escribir? Estuve barajando mil opciones, mil puertas que tenía abiertas gracias a todo el trabajo que he ido desarrollando durante tres años en nuestro particular frente de batalla en internet, el colectivo cultural Pa lo que hemos quedao, con sede en Facebook. ¿La Atlántida? ¿Mis queridos herejes? ¿Una recopilación de curiosidades? ¿Una historia de la Filosofía? También pensé en lanzarme al ruedo y escribir algo con un pomposo título. Algo así como Todo lo que usted quiso saber sobre la Iglesia de Roma y nunca se atrevió a preguntar. O marcarme algo de ficción en plan 50 sombras de Grey, que vende mucho y no está la cosa pa coherencias. Tenía hasta una idea: una historia de sexo, drogas y depravación protagonizada por un humorista cocainómano y mujeriego que cantaba canciones para niños allá por los años setenta y que se convirtió en asesino en serie por su mala cabeza. Descarté la idea. Y me sumí en un pozo de incertidumbre y desasosiego creativo.

Pero de pronto vi la luz.

Rennes-le-Château.

Una de mis obsesiones desde hace años. Desde aquel día no demasiado lejano en el que tuve el placer de conocer a Henry Lincoln —el autor, junto a Michael Baigent y Richard Leigh, de la magnífica obra El Enigma Sagrado (1982)— en aquel pequeño pueblo del Languedoc. Aquel día, el tipo se negó a firmar mi ejemplar de su obra. Decía que ya no estaba de acuerdo con la tesis que proponía en ella —todo el rollo aquel sobre la Magdalena, el Nazareno y un supuesto linaje, fruto de su unión sexual, que se había mantenido en secreto durante dos mil años—.
Finalmente —creo que gracias a mi voluminosa corpulencia— le convencí. Y me firmó el libro. Aunque, curiosamente, tachó su nombre. Y de camino sembró la duda en mis adentros.

¿Por qué aquel señor renegaba de aquel libro? Con lo que me había gustado a mi aquella extraordinaria obra con la que, to sea dicho, no estaba muy de acuerdo…
Rennes-le-Château, en definitiva, sería el motivo de mi investigación y de mi libro.

Tenía que adentrarme de verdad, concienzuda, metódica y obsesivamente. Como me gusta a mí. A mi manera.

Un año después tenía mi libro terminado. Prohibido excavar en este pueblo. Toma ya titulazo comercial.

Una revisión crítica y escéptica de todo el Mito que rodea a mi querido Bérenger Saunière, aquel curilla rural que se hizo rico de la noche a la mañana. Una revisión crítica y escéptica de un oscuro e interesantísimo tipo llamado Pierre Plantard… el creador del Priorato de Sion.

“Ahora habrá que intentar publicarlo”

Y resulta que tras un par de intentonas, una amiga, Ro Soliño —gracias, siempre— me pasó un enlace de un concurso literario que organizaba una editorial llamada Ediciones Tagus, perteneciente a Casa del Libro (y a su vez a Espasa… y al Grupo Planeta). La cosita consistía en votar, a ser posible cada día, por el libro que mas gustase. Dos meses después, el que fuese el más votado, sería publicado digitalmente con estos chicos de Tagus.

“¡Coñó! —pensé— una oportunidad de puta madre para intentar parir mi libro”. Y me apunté. “Con toa la gente que conozco por Facebook y con to el rollo de la página, igual hay suerte y gano”. Hinchado de ánimo y de esperanza, aunque un pelín inseguro, como siempre, me apunté.

Operación Tagus se llamó. Y durante dos meses y medio se convirtió casi en una obsesión, no ya por publicar mi obra, sino por ganar. No ya por ganar, sino por orgullo. Me explico: resulta que en unos días me puse primero. “De puta madre. Igual gano al final”. Pero la cosa se puso chunga: un señor de cuyo nombre no quiero acordarme, que había escrito una novela homoerótica ambientada en un mundo de fantasía, comenzó a crecer como la espuma, poniéndome la cosa complicada. Y estalló la guerra: resulta que el libro del señor este estaba ya publicado —autopublicado, acéptenle el eufemismo— y en venta. No podía participar, digo yo, en un concurso para obras inéditas. Y eso mismo dijo la editorial hasta que una semana después, en un giro hitchcockniano de la trama, decidió darlo por válido… y se lió parda.

Lo que vino después no merece la pena recordarlo. Bueno, un poquito sí: ataques a algunos amigos, acusaciones de homofobia y de plagio, rencillas… una historia fea y sórdida que convirtió en una pesadilla lo que iba a ser un sueño. Bueno, no tanto. Permítanme la exageración. Pero feo fue. Y mucho.

Finalmente, por un giro frankcapraniano del destino —no me digáis que no ha quedado bonica la apelación a ejemplos cinéfilos— mi obra acabo siendo la más votada y el día 16 de mayo se la nombró ganadora. Fue un triunfo épico. Fue la victoria colectiva de cientos de personas que, sinquesepayomubienporqué, decidieron apoyar mi obra y votarla día tras día. Cientos de personas de diferentes partes del mundo, muchos que ni me conocían y todos volcados con aquella guerra entre titanes. Cientos de personas que vivieron el concurso como algo suyo, pendientes de las votaciones, compartiendo con sus amigos, movilizándose de una forma absolutamente maravillosa.

Y como podíamos hacerlo, lo hicimos. Ganamos.

Y ahora, un mes después, tras acabar con las correcciones, recibir el prólogo de mi admirado Jesús Callejo —al que prometo estar eternamente agradecido por su apoyo— y terminar con la portada y los metadatos, habemus libro.

El 12 de julio saldrá la venta en Ediciones Tagus, que podéis encontrar en la página web Casa del Libro (http://www.casadellibro.com/selloEditorial) en formato digital. Algún día, en papel. El de toa la vida.

Oskarele

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA CANDIL INSÓLITO: http://issuu.com/candilinsolito/docs/numero2?e=6482672%2F3656811

HELEN KELLER. Escritora y conferenciante estadounidense.1880-1968


"¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando sentimos el anhelo de volar?"
HELEN KELLER. Escritora y conferenciante estadounidense.1880-1968

ANTONIO MACHADO. Escritor y poeta andaluz. 1875-1939


“La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.”
ANTONIO MACHADO. Escritor y poeta andaluz. 1875-1939

¿QUÉ ES LA CUARTA DIMENSIÓN?


La palabra «dimensión» viene de un término latino que significa «medir completamente». Vayamos, pues, con algunas medidas.
Supongamos que tienes una línea recta y que quieres marcar sobre ella un punto fijo X, de manera que cualquier otra persona pueda encontrarlo con sólo leer tu descripción. Para empezar, haces una señal en cualquier lugar de la línea y la llamas «cero». Mides luego y compruebas que X está exactamente a dos pulgadas de la marca del cero. Si está a uno de los lados, convienes en llamar a esa distancia + 2; si está al otro, - 2.
El punto queda así localizado con un solo número, siempre que los demás acepten esas «convenciones»: dónde está la marca del cero, y qué lado es más y cuál menos.
Como para localizar un punto sobre una línea sólo se necesita un número, la línea, o cualquier trozo de ella es «uni dimensional» («un solo número para medir completamente»).
Pero supón que tienes una gran hoja de papel y que quieres localizar en ella un punto fijo X. Empiezas en la marca del cero y compruebas que está a cinco pulgadas... ¿pero en qué dirección? Lo que puedes hacer es descomponer la distancia en dos direcciones. Tres pulgadas al norte y cuatro al este. Sí llamamos al norte más y al sur menos y al este más y al oeste menos, podrás localizar el punto con dos números: +3, +4.
O también puedes decir que está a cinco pulgadas del cero y a un ángulo de 36,87º de la línea este-oeste. De nuevo dos números: 5 y 36,87º. Hagas lo que hagas, siempre necesitarás dos números para localizar un punto fijo en un plano. Un plano, o cualquier trozo de él, es bidimensional.
Supón ahora que lo que tienes es un espacio como el interior de una habitación. Un punto fijo X lo podrías localizar diciendo que está a cinco pulgadas, por ejemplo, al norte de la marca cero, dos pulgadas al éste de ella y 15 pulgadas por encima de ella. O también dando una distancia y dos ángulos. Hagas lo que hagas, siempre necesitarás tres números para localizar un punto fijo en el interior de una habitación (o en el interior del universo) .
La habitación, o el universo, son, por tanto, tridimensionales.
Supongamos que hubiese un espacio de naturaleza tal, que se necesitaran cuatro números, o cinco, o dieciocho, para localizar un punto fijo en él. Sería un espacio cuadridimensional, o de cinco dimensiones, o de dieciocho dimensiones. Tales espacios no existen en el universo ordinario, pero los matemáticos sí pueden concebir estos «hiperespacios» y calcular qué propiedades tendrían las correspondientes figuras matemáticas. E incluso llegan a calcular las propiedades que se cumplirían para cualquier espacio dimensional: lo que se llama «geometría n dimensional».
Pero, ¿y si lo que estamos manejando son puntos, no fijos, sino variables en el tiempo? Si queremos localizar la posición de un mosquito que está volando en una habitación, tendremos que dar los tres números que ya conocemos: norte-sur, este-oeste y arriba-abajo. Pero luego tendríamos que añadir un cuarto número que representara el tiempo, porque el mosquito habrá ocupado esa posición espacial sólo durante un instante, y ese instante hay que identificarlo.
Lo mismo vale para todo cuanto hay en el universo. Tenemos el espacio, que es tridimensional, y hay que añadir el tiempo para obtener un «espacio-tiempo» cuadridimensional. Pero dándole un tratamiento diferente que a las tres «dimensiones espaciales». En ciertas ecuaciones clave en las que los símbolos de las tres dimensiones espaciales tienen signo positivo, el símbolo del tiempo lo lleva negativo.
Por tanto, no debemos decir que el tiempo es la cuarta dimensión. Es sólo una cuarta dimensión, diferente de las otras tres.

Asimov.



INFO: En 1965 el genial escritor y divulgador científico Isaac Asimov aceptó una oferta de la revista “Science Digest” que consistía en responder a preguntas formuladas por sus lectores brevemente, en torno a 500 palabras. Lo que un principio iba a ser una colaboracion esporádica terminó siendo algo mensual. Ocho años despues, en 1973, había realizado mas de cien entregas y decidió publicarlas junticas en un libro, que se llamó como la sección, “Please Explain” (Por favor, explique) y que fue publicado por la Editorial Houghton Mifflin Company.

En esta sección de PLQHQ vamos a ir poniendo algunas de estas “respuestas” de Asimov, pero también incluiremos otras de otros autores, mas que nada para ir completando lo aportado por el creador de “Fundación”, ya que como sus respuestas dependían de las preguntas que le realizaban, sus ensayos contienen numerosas omisiones importantes. Ademas, por otro lado, muchas de las ideas que propone han quedado obsoletas o han sido revisadas por la evolución del conocimiento científico, así que cuando encontremos alguna incorrección o desfase, lo haremos saber.


FUENTE: 1973. Asimov, Isaac: “100 preguntas básicas sobre la Ciencia”. Alianza Editorial S.A.

PIO BAROJA. Escritor español. 1872-1956.


"Aunque tengamos la evidencia de que hemos de vivir constantemente en la oscuridad y en las tinieblas, sin objeto y sin fin, hay que tener esperanza."
PIO BAROJA. Escritor español. 1872-1956.

FRIEDRICH NIETZSCHE. Filosofo alemán.1844-1900.



"El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo."
FRIEDRICH NIETZSCHE. Filosofo alemán.1844-1900.

JEAN PAUL SARTRE. Escritor y filósofo francés. 1905-1980.


"Inventariar perpetuamente lo que se es Es, renegar constantemente de sí y refugiarse en una esfera en que no se es ya nada más que una pura y libre mirada."

JEAN PAUL SARTRE. Escritor y filósofo francés. 1905-1980.

Jorge Luis Borges. Escritor argentino.1899-1986.


"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca."
Jorge Luis Borges. Escritor argentino.1899-1986.

Samuel Beckett. Poeta, novelista y dramaturgo. 1906-1989.


"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."
Samuel Beckett. Poeta, novelista y dramaturgo. 1906-1989.

STENDHAL. Pseudónimo de Henri Beyle. Escritor francés.1783-1842.


"Nadie puede en su vida escapar a una deplorable crisis de entusiasmo."
STENDHAL. Pseudónimo de Henri Beyle. Escritor francés.1783-1842.

Bertrand Russell. Filósofo, matemático y escritor británico. 1872-1970.


"Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas."
Bertrand Russell. Filósofo, matemático y escritor británico. 1872-1970.

Maurice Maeterlinck. Escritor belga.1862-1949


"La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo."
Maurice Maeterlinck. Escritor belga.1862-1949

EDMOND GOUNCOURT. Novelista naturalista francés.1822-1896


"No perdáis vuestro tiempo ni en llorar el pasado ni en llorar el porvenir. Vivid vuestras horas, vuestros minutos. Las alegrías son como flores que la lluvia mancha y el viento deshoja."
EDMOND GOUNCOURT. Novelista naturalista francés.1822-1896

Jacinto Benavente. Dramaturgo español.1866-1954


"Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida?"
Jacinto Benavente. Dramaturgo español.1866-1954

TIQUISMIQUIS

Perpetrado por Oskarele.

Alguien podría pensar que los monjes medievales, encerrados en sus monasterios, con el pensamiento limitado por los muros de la filosofía escolástica, mantenían entre sí conversaciones triviales, limitadas a la vida cotidiana. La expresión discusión bizantina o bizantinismo alude a las discusiones vacías que algunos afirman que eran comunes en la Iglesia en los tiempos del Imperio Romano de Oriente. Se dice que, cuando los otomanos estaban a punto de tomar Bizancio, los dignatarios eclesiásticos y los gobernantes estaban ocupados en discutir el sexo de los ángeles.

En esas discusiones se hizo habitual la expresión tichi michi 'para ti, para mí' en latín vulgar, formada a partir del latín clásico tibi, mihi. A partir de mediados del siglo XVII, se registra en español el vocablo tiquismiquis para referirse a «reparos o escrúpulos por motivos de ínfima importancia» o a «modos corteses ridículamente afectados».

Un ejemplo de uso lo encontramos en este texto del escritor argentino Manuel Mujica Lainez, en su novela El escarabajo (1993):
[...] tales extravagancias se debían al nepotismo resultante del cercano parentesco que unía a Morgana y Arthur, y a gruñir que cuando ellos desembarcaron no habían sido objeto de tantas urbanidades y
tiquismiquis, no obstante la superioridad de la imperial jerarquía, pero Carolus cortó, colérico y enigmático, sus refunfuños, vociferando que se acordase de que los recién llegados eran ingleses.

Fuente: La palabra del día, de http://www.elcastellano.org/

THOMAS JEFFERSON. Político estadounidense. 1743-1826


"El hombre que no teme a las verdades nada tiene que temer de las mentiras."

THOMAS JEFFERSON. Político estadounidense. 1743-1826

Mahatma Gandhi. Político y pensador indio.1869-1948


"Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad."
Mahatma Gandhi. Político y pensador indio.1869-1948

Jean Jacques Rousseau. Filósofo francés.1712-1778.


"La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla."
Jean Jacques Rousseau. Filósofo francés.1712-1778.

Antoine de Saint-Exupery. Escritor francés.1900-1944


"Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor."
Antoine de Saint-Exupery. Escritor francés.1900-1944