EN UN AGUJERO VIVÍA UN HOBBIT…



Perpetrado por Oskarele.

Se podría decir que es demasiado larga, que no mantiene el ritmo o que tarda mucho en arrancar con tanto rollo de enanos cantando y comiendo. Se podría decir que es poco fiel a un libro de escasas doscientas páginas por culpa de los dichosos añadidos y rellenos que han introducido los guionistas. Se podría decir que han repetido la formula sin innovar en nada. Más de lo mismo, se podría decir. Y se podría decir, incluso, que es una delirante locura visual en la que la historia queda en un segundo plano a costa de una derroche orgásmico de efectos especiales, monstruicos y dinero gastado a manos abiertas. Incluso, siendo atrevidos y osados, se podría decir que Jackson, imitando al maestro George Lucas, ha creado el Jar Jar Binks del siglo XXI, Radagast El Pardo, el mago amigo de los animales. Un San Francisco de Asís en la Tierra Media que no ha acabado de gustar a todo el mundo.



Pero todo esto sería ser injusto decirlo pues estamos ante una experiencia absolutamente sublime y extraordinaria de lo que es, fue y será el Cine en estado puro, el Cine entendido como evasión de una realidad demasiado real. El cine entendido como caída en picado hacia el puro espectáculo de la fantasía hecha realidad.

Y es que Peter Jackson lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a transportarnos, como por arte de magia (aunque en realidad gracias a ese volcán de talento que lleva dentro el neozelandés y gracias, ¿Cómo no?, a una hartá de millones de dólares que han puesto en el empeño). Jackson ha vuelto a convertirse en el alter ego cinematográfico del maestro J. R. R. Tolkien demostrando que comprende y ha hecho suya como pocas la obra del genial escritor inglés creador de todo este mundo de Magos, Elfos, Enanos y Anillos de Poder. Y ha vuelto a demostrar que está dispuesto a aportar a la historia la versión definitiva de las obras del Maestro… ¿Quién osará a volver a hacerlas después de estas espectaculares adaptaciones?


“El Hobbit”, en definitiva, es un autentico placer para los sentidos, tanto para los amantes de Tolkien, que somos legión, como para los no iniciados, que sin quererlo, o sin saberlo, son mas iniciados de lo que creen.

Eso sí, tiene el mismo problema que tuvieron las anteriores “La Comunidad del Anillo” o “Las Dos Torres”: son películas amputadas, incomprensibles e inentendibles sin ser vistas como una parte de un todo. Y es que esta entrega, “Un viaje inesperado”, es la primera entrega de una trilogía que nos tendrá esperando un año hasta la segunda parte, “La desolación de Smaug” (a finales de 2013) y otro medio año más hasta la tercera y última parte, “Un viaje de ida y vuelta” (en el veranico del 2014). Y como tal, como película amputada, comienza, pero no acaba, dejando ese extraño regusto a comida cortada por una llamada de teléfono…

Y sí, como decíamos al principio, se podrían sacar fallos puestos a sacarlos. 


Efectivamente la peli tarda mucho en arrancar, quizá porque Jackson se ha empeñado en exceso en dejar claro a la audiencia que esto pasa antes de la anterior trilogía o en presentar lenta y exquisitamente a todos los personajes, casi todos enanos, de esta nueva saga. Efectivamente la peli, aun siendo metódicamente fiel al libro deja de serlo al introducir mucho material ajeno (unas cosicas inventadas por Jackson y el resto de la jauría de guionistas, entre los que se encuentra Guillermo Del Toro, el primer director propuesto para la cinta; otras cosicas sacadas de otras obras de Tolkien). Todo este material ajeno explica y hace necesaria la duración de la peli y la existencia de las otras entregas. Y es que hay mucho que contar, aunque se corre el riesgo de perder la línea argumentativa de la novela original.

Esperemos que no.

Seguro que leerán por ahí que Jackson ha repetido la formula sin innovar ni una coma. Pero ¿Qué esperaban? ¿Una versión “Lars von Trier” de El Hobbit? Si hubiese cambiado el registro, el tono o la estética respecto a las otras pelis lo acusarían de traidor, como poco, y de falta de respeto, como mínimo. 


La película, concluyendo, que es gerundio, es una maravilla en lo visual, una experiencia embriagadora y alucinante, una demostración increíble de que el Cine aun puede retrotraernos a nuestra infancia y a aquellos lugares de nuestra mente en la que aun seguimos siendo niños y en los creemos que las hadas, los elfos y los dioses existen. Es una máquina perfecta donde todo funciona a la perfección, desde los actores (especial atención al coleguita que hace del gran Bilbo Bolsón, Martin Freeman, que borda el papel y lo llena de matices), hasta los músicos, pasando por todos los apartados técnicos… con mención especial a los creadores de efectos especiales y de animación por ordenador, que se han salido…

Una maravilla que no pueden dejar de ver, sean o no seguidores de la obra de Tolkien-Jackson.

Y están tardando…

Eso sí, no recomiendo su visionado en 3D, en parte porque no acabo de entender el éxito de este formato que oscurece las pelis y que distrae de la trama de manera extrema. En parte porque cansa una barbaridad verla así.

“En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad…..”


TÍTULO ORIGINAL The Hobbit: An Unexpected Journey
DIRECTOR Peter Jackson
GUIÓN Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)
MÚSICA Howard Shore
FOTOGRAFÍA Andrew Lesnie
REPARTO Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Hugo Weaving, Andy Serkis, Sylvester McCoy, Cate Blanchett, Christopher Lee, Elijah Wood, Ian Holm, Barry Humphries, Jeffrey Thomas, Lee Pace, Conan Stevens, Bret McKenzie
PRODUCTORA Co-producción USA-Nueva Zelanda; Warner Bros. Pictures / MGM / New Line Cinema / WingNut Films
WEB OFICIAL http://wwws.warnerbros.es/thehobbitpart1/index.html
GÉNERO Fantástico. Aventuras. Acción | Precuela. Espada y brujería. 3-D
SINOPSIS Precuela de la trilogía "El Señor de los Anillos", obra de J.R.R. Tolkien. En compañía del mago Gandalf y de trece enanos, el hobbit Bilbo Bolsón emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. Finalmente, en las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, hipnótico objeto que será posteriormente causa de tantas sangrientas batallas en la Tierra Media. (FILMAFFINITY)

http://www.filmaffinity.com/es/film172611.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada