TWENTY ONE


Perpetrado por Oskarele

En 1958 explotó el primer escándalo en un medio que estaba, como aquel que dice, aun en pañales. La televisión. Por culpa de este quedo claro, por primera vez, que la tele era una trola casi sistematica. Y fue en uno de esos concursos de preguntas llamado “Twenty one”, versión televisiva de un concurso radiofónico superexitoso en la época, “Doble o nada”. Esta h
istoria igual os suena a muchos, pues fue llevada al cine en 1994 por Robert Redford en una peli titulada “Quizz Show”, protagonizada por Ralph Fiennes y John Turturro. Vamos a ver qué pasó…

Nuestro protagonista es Charles Van Doren, hijo de un premio Pulitzer y de una más que aceptable novelista y escritora. Nacido en 1926, y educado con esmero por sus padres. Tras estudiar en la Sorbona y viajar por Europa, con treinta años estaba dando clase en la Universidad de Columbia como profesor de Inglés, ya que era Doctor en literatura. Por ello, a diferencia de otros concursantes del Twenty-One, la erudición de Van Doren era auténtica, real y no fingida. Prueba de ello es que hasta el propio Robert Redford en su película subraya este aspecto en la impagable escena de la reunión familiar de los Van Doren, donde los distintos miembros de la familia se retan lanzándose varias citas literarias que los demás deberían completar e identificar.

El caso es que en aquellos años en los que se desarrollaba la incipiente televisión, los productores del programa “Twenty One”, de preguntas y respuestas, Dan Enright y Albert Freedman, andaban buscando a alguien que pudiese hacerle sombra al campeón del programa, Herb Stempel. 


Así, efectivamente, triunfó, y en enero de 1957 Van Doren entró en una racha ganadora que finalmente le valió más de 129,000 dólares (más de 1 millón en dólares de 2009) y se hizo famoso, tanto que, incluso, sale en la portada del Time del 11 de febrero de 1957.

Su racha terminó cuando el 11 de marzo de 1957 perdió con Vivienne Nearing, una abogada a cuyo marido, previamente, había derrotado Van Doren.

A pesar de esto, la NBC le ofreció un contrato de tres años como corresponsal y escritor de actualidad y noticias.

Pero en 1958 estalló el escándalo: Van Doren sabía las respuestas de antemano y todo era un montaje para mantener a la audiencia encandilada, y, claro, obtener grandes beneficios por los patrocinadores. Cuando surgen las acusaciones de fraude todos los implicados, incluido nuestro protagonista, su archi rival, Stempel, y los productores, negaron las acusaciones. Pero el 2 de noviembre de 1959, admitió ante el Subcomité de Supervisión Legislativa del Congreso de Estados Unidos, una subcomisión, que le habían dado las preguntas y respuestas antes del show.

“Yo estaba trabajando, trabajando profundamente, en un engaño. El hecho de que yo también estaba engañando no quita que yo no fuera la principal víctima de este engaño, porque yo era su símbolo principal. Puede haber un tipo de justicia en eso (…) Tengo un largo camino por recorrer. He engañado a mis amigos y había millones de ellos. Cualquiera que sea su sentimiento para mí, mi afecto por ellos hoy en día es más fuerte que nunca. Hago esta declaración a causa de ellos.” Dijo el propio Van Doren, que también aseguraba que intentó que no le ayudasen con las preguntas, pero que los productores se negaron: “Me dijeron que no iba a tener la oportunidad de derrotar a Stempel, porque era muy sabio también. También me dijeron que el espectáculo no era más que entretenimiento y que era una práctica común de dar ayuda para las preguntas en los concursos (…), por supuesto, esto no era cierto, pero tal vez lo quería creer.”


Pensaba, incluso, que el hecho de triunfar en aquel programa televisivo iba a ser de ayuda para la vida intelectual, los maestros y los educadores en general, pues pensaba que iba a aumentar el respeto hacia los intelectuales y el saber. En realdiad fue todo lo contrario.

El comité que investigó el caso dio gran valor a la sinceridad y franqueza con Van Doren reconoció la verdad, pero esto no era suficiente para eximirle de su participación en el montaje.

Van Doren fue eliminado de la NBC y renunció a su puesto de profesor asistente en la Universidad de Columbia.

Cayó en el ostracismo, pero no se hundió.

Y se puso a escribir. Entre otras cosas (como su trabajo de editor de la Enciclopedia Britanica), publicó con Mortimer Jerome Adler “Cómo leer un libro”, un texto cuyo interés ha resistido bien el paso de los años, “Breve historia del saber” o “Breve Historia del Leer”.

No hay mal que por bien no venga…

Mas info y fuentes por aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Jack_Barry, aquí:http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Van_Doren, aquí: http://guticr.blogspot.com/2008/09/breve-historia-del-saber-de-charles-van.html, aquí:http://unrinconapartado.es/wordpress/tag/charles-van-doren/, aquí:http://www.telefonica.net/web2/igrgavilan/personajes/pens_charles_van_doren.htm. Y aqui un video del programa “Twenty one”, con Van Doren y Stempel: http://www.youtube.com/watch?v=0RkaBteQqe8.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada