MASCOTA, ETIMOLOGÍA.


Se llama mascota a los talismanes u objetos a los que se atribuye la propiedad de dar buena suerte o de ejercer influencia benéfica sobre su poseedor. También se llama así a los animales domésticos de compañía, debido a que en cierta época se les atribuyó el poder de ejercer un influjo positivo sobre sus amos, creencia que hoy se ve confirmada por la medicina y por la psicología.

La palabra llegó al español procedente del francés mascotte 'amuleto', proveniente del occitano mascota 'hechizo', 'embrujo', que se derivaba, a su vez, de masca 'bruja', palabra de origen germánico o celta, también hallada en máscara.

http://elcastellano.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada