RUBIK

Perpetrado por Oskarele

Originalmente llamado “Cubo Mágico”, el cubo de Rubik, que todos conoceréis, es un rompecabezas mecanico tridimenciosonal que salió de la cabecica de un escultor y arquitecto húngaro llamado Erno Rubik, que en 1974, trabajando en el Departamento de Diseño de Interiores en la Academia de Artes y Trabajos Manuales Aplicados de Budapest, lo creó con la intención de resolver el problema estructural de mover las partes independientemente sin que el mecanismo entero se desmoronara. Rubik no se dio cuenta de que había creado un rompecabezas hasta la primera vez que mezcló su nuevo cubo e intentó volverlo a la posición original. Obtuvo una patente húngara (HU170062) en 1975 y poco después comenzó a comercializarse como un juguete, a finales de 1977.

El caso es que unos años antes, en 1970, el hijo de la Gran Bretaña Larry Nichols inventó un “rompecabezas con piezas rotables en grupos” de 2×2×2 y presentó una solicitud de patente canadiense. Eso sí, el juguete de Nichols se sostenía usando imanes. Ese mismo año otro inglés, Frank Fox patentó su "3×3×3 esférico". Hubo problemas entre estos y el húngaro por las patentes y los derechos… 



Sea como sea el que acabó por triunfar fue el del húngaro Rubik, que en 1979 comenzó a venderlo internacionalmente.

En un cubo de Rubik clásico, cada una de las seis caras está cubierta por nueve pegatinas de seis colores uniformes (tradicionalmente blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo). Un mecanismo de ejes permite a cada cara girar independientemente, mezclando así los colores.

Para resolver el rompecabezas, cada cara debe volver a consistir en un solo color.

Así de sencillo… pero no es fácil (eso sí, el cubo puede ser desarmado sin demasiada dificultad, generalmente rotando la capa superior unos 45° y haciendo palanca para quitar una pieza arista. Por lo tanto, este es un proceso simple de "resolver" el cubo, desmontarlo y volverlo a armar en un estado resuelto…)

Matemáticamente hablando: En el cubo de Rubik original (3×3×3) tiene ocho vértices y doce aristas. Hay 40.320 formas de combinar los vértices del cubo. Siete de estas pueden orientarse independientemente, y la orientación de la octava dependerá de las siete anteriores, dando 2.187 posibilidades. A su vez, hay 239.500.800 formas de disponer los vértices, dado que una paridad de las esquinas implica asimismo una paridad de las aristas. Once aristas pueden ser volteadas independientemente, y la rotación de la duodécima dependerá de las anteriores, dando 2.048 posibilidades.

En total el número de permutaciones posibles en el Cubo de Rubik es de 43.252.003.274.489.856.000,es decir , cuarenta y tres trillones doscientos cincuenta y dos mil tres billones doscientos setenta y cuatro mil cuatrocientos ochenta y nueve millones ochocientas cincuenta y seis mil permutaciones.


Muchos entusiastas del cubo de Rubik usan una notación desarrollada por David Singmaster para denotar una secuencia de movimientos, denominada “notación Singmaster”, mu compleja y mu larga como para exponerla aquí… aquí os dejo un enlace: http://docs.kde.org/stable/es/kdegames/kubrick/singmaster-moves.html

Terminar diciendo que existen competiciones internacionales de resolución del cubo de Rubik, con múltiples variedades que van desde resolver en el menor tiempo o con el mínimo numero de movimientos a resolverlo con los ojos vendados, resolverlo con una mano, resolverlo con los pies…

La actual plusmarca mundial la sustenta el australiano Feliks Zemdegs con un mejor tiempo de 5.66 segundos en el Melbourne Winter Open 2011… increíble.

Aquí tenéis el video del momento en que consigue el record:http://www.youtube.com/watch?v=3v_Km6cv6DU&feature=related

Existen diferentes variaciones del cubo de Rubik, que llegan hasta las siete capas: el cubo de 2×2×2 (Cubo de bolsillo), el cubo estándar de 3×3×3, el de 4×4×4 (La venganza de Rubik), de 5×5×5 (El Cubo del Profesor), de 6×6×6 (V-Cube 6), y de 7×7×7 (V-Cube 7). Sin embargo, existen cubos de mayor tamaño que no han salido al mercado, siendo el más grande el de diecisiete capas, diseñado por Oskar van Deventer y presentado en el Simposio de Nueva York el 12 de febrero de 2011.

Sea como sea, el cubo de Rubik fascinó a gente de todo el mundo y se volvió uno de los juegos más populares de América a mediados de la década de 1970. En solo siete años las ventas mundiales habían superado las treinta millones de unidades. Hasta enero de 2009, 350 millones de cubos han sido vendidos en todo el mundo, haciéndolo el juego de rompecabezas más vendido del mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada