MUERTE EN DACCA

Perpetrado por Oskarele

Esta terrible imagen pertenece a una serie de instantáneas realizadas en 1971 por dos fotógrafos de la Associated Press (Horst Haas y Michael Laurent), llamada “Muerte en Dacca”, ganadora del premio Pulitzer de fotoperiodismo en 1972. Fueron tomadas en Daca, la capital de Bangladés y muestran, con un realismo que raya con la crueldad, la masacre contra supuestos colaboradores llevada a cabo por sus compatriotas y que ocurrió en Dacca después de que las fuerzas pakistaníes se retirasen de la capital en diciembre de 1971.

Esto tiene su origen unos meses antes, el 26 de marzo de 1971, cuando aproximadamente un millón de personas asistieron a una concentración en la que la administración local proclamó la independencia de Bangladés respecto a Pakistán. En respuesta, el ejército pakistaní realizó la Operación Reflector, que condujo a las detenciones, tortura y posterior matanza de cientos de miles de personas, principalmente hindúes e intelectuales bengalíes, apoyados por muchos elementos del interior (los que son ejecutados en la imagen que acompaña al post).

La caída de la ciudad en manos del ejército indio, que se mojó a favor del pequeño país en su lucha por la independencia, el 16 de diciembre del mismo año, marcó la creación del estado independiente de Bangladés.

Horst Haas, uno de los fotógrafos, era un experimentado conocedor de la problemática de los países del sureste asiático, donde llevada desde el 56 como corresponsal. Aparte de por esta serie, se llevó también el Pulitzer por la famosa imagen de la “Ejecución en Saigón”, tomada por Eddie Adams, que trabajaba para él, de la que hablamos hace poco por aquí: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=423848810965334&set=a.221536241196593.72585.109752169041668&type=3. Su compañero en esta ocasión, Michael Laurent, un joven reportero estadounidense, falleció poco después en Vietnam.

La serie de imágenes levantó una interesante controversia: fueron muy criticadas porque hay quien dice que si los fotógrafos no hubiesen estado allí, la matanza se podría haber impedido. Otros los acusan de no mediar… en fin, el eterno problema de los reporteros gráficos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada