La niña q marchó a salvar el mundo

mosereload

“es una historia rara y antigua”; en el calor de la noche me acerco a mi vieja estantería; allí donde guardan turno mis sueños; pesados, casi ordenados, unos encima de otros; oprimidos; lo q deje pasar, lo q no pudo ser, lo q nunca descansa, lo q nadie me dijo, lo q olvide, el último tren y un buen puñado de libros.

“es una historia rara y antigua”; en el calor de la noche evito a Hemingway, como todos sus amigos, bebiendo a su lado.
En el calor de la noche, inquieto, culpable rebusco; algo q pueda leer, unas líneas q seguir, algo abrumadoramente sencillo, algo q hacer cansado; busco contarme un cuento, acariciarme el pelo, sentir menos.
Grandes Enigmas del Mundo; un libro viejo, una mala edición, una recopilación de extraños sucesos; un libro de escaso valor; una absoluta tontería.

“es una historia antigua y rara”; historia, leyenda urbana; el mundo q conoces cambia de repente; algo real, físico, tangible; algo seguro e inmutable; algo así no es posible; en el calor de la noche miras el cielo y ves 2lunas; miras tu cuerpo y ves una mancha; miras tu piel, la cortas y no sangra.

Pones la sexta3 y tampoco hoy echan nada

El enigma en cuestión transcurre durante la Exposición Universal de París de 1899; quiero advertir q se trata todo de una conjetura; historia de la historia; en absoluto contrastada; una historia antigua y rara.

Una madre y una hija llegan a Paris; tienen habitaciones reservadas en un hotel céntrico; habitaciones separadas; la madre cae casi de inmediato enferma; según criterio del doctor del hotel, su estado es de extrema gravedad; el único remedio es cierto ungüento; lamentablemente esta algo lejos; la hija partirá en su busca; el doctor debe permanecer junto a la enferma; en cualquier caso se presta presta.

A su vuelta, ni rastro de la madre; el doctor, el conserje, todos aquellos q las habían atendido, nadie recuerda haberla visto; en cuanto al mundo concierne, la chica llegó sola al hotel, su madre nunca estuvo allí; nadie dice saber de q habla aquella chiquilla.

Y es algo estúpido; una historia simple; poco más/menos escueta y pobre, se cuenta ; pero son las 330 de la madrugada, es la tercera vez q la recreo en mi cabeza; la historia; y vuelvo a estremecerme, a sentir un miedo sincero; inexplicable; me hago más sensible a lo q me rodea, a la soledad de esta casa enorme, a lo q cruje en el piso de arriba, al reflejo en las ventanas, a lo q escribo, a lo q pienso; un escalofrió.

Puede q haya una explicación; alguna también se cuenta; tan perfecta como una leyenda; es imposible, puede ser cierta.

Para mi la historia acaba cuando la chica regresa. De súbito todo es pavor y angustia. La habitación donde debía estar su madre guarda la ropa de otros. No hay mas firma q la suya en el registro. Nadie recuerda su historia. Un sudor frio.

El miedo a perder la cabeza. A no saber si la has perdido.

El precipicio abisal q rodea la razón; el monstruo deforme q resulta una vez juntas todo lo q tuvo sentido.

La niña q marchó a salvar el mundo, unas horas después, a su regreso, no encontró nada.





solo libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada