UN ESPEJO GIGANTE.


El salar de Uyuni es el mayor desierto de sal continuo del mundo, con una superficie de 12 000 km². Está situado a unos 3650 msnm en el suroeste de Bolivia.

Es una de las mayores reservas de litio en el mundo, igualmente cuenta con importantes cantidades de potasio, boro y magnesio.

¿Cómo se formó?

El área que hoy ocupa este desierto estaba cubierta hace 40 000 años por el lago Minchin y posteriormente, hace 11 000 años, por el lago Tauca.

El salar de Coipasa y los lagos Poopó y Uru Uru también son vestigios de estos grandes lagos prehistóricos. Estos alcanzaban una cota de alrededor de 100 m por encima del nivel actual del Salar, y cubrían los actuales Salares de Uyuni y Coipasa, y los lagos Poopo y Uru Uru. En este período una fase de clima húmedo, con más lluvias que actualmente, elevó el nivel de los protolagos a aproximadamente 100 m más alto que el nivel actual, posteriormente vino un periodo seco y cálido, que produjo una gran reducción de la superficie y volumen de los lagos andinos, originando así los salares y las lagunas actuales.
El salar de Uyuni contiene compuestos muy importantes para la química básica e industrial.

En Bolivia, en un pasado geológico existieron lagos extensos más vastos que los actuales, conocidos con los nombres de Ballivián, Minchín y Tauca. El primero ha sido un predecesor del Lago Titicaca; el segundo abarcaba desde Uyuni hacia el norte y el lago Tauca por evaporación dio origen al salar de Uyuni.
Se estima, contiene 10 mil millones de toneladas de sal, de la cual 25 000 toneladas son extraídas cada año, además cuenta con 140 millones de toneladas de litio.

En épocas de lluvia, cuando se cubre por completo de agua se convierte en uno de los espejos más grandes del planeta.
Es impresionante y hermoso el efecto del agua cubriendo este desierto de sal, que permite ver el cielo reflejado o tener la sensación de estar caminando sobre el mar.

Fuente: Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada