SHARON Y ROMAN


Perpetrado por Oskarele

El 20 de enero de 1968, el director de cine de origen Polaco Roman Polanski y la actriz estadounidense Sharon Tate contrajeron matrimonio. Quince meses después, el 9 de agosto de 1969, ella moría victima de un brutal asesinato que conmocionó Hollywood y el mundo entero. Sharon estaba embarazada de ocho meses y medio cuando fue asesinada por seguidores de Charles Manson en su casa, junto a cuatro personas más.

Se conocieron en 1967, cuando Polanski preparaba en Estados Unidos su primera película americana, “El baile de los vampiros”, en la que actuaba la joven. Siendo ya pareja, en 1968 Polanski rodó “La semilla del diablo”, genial película interpretada por Mia Farrow, en contra de los deseos del director que quería como protagonista a Sharon. 

Por esa misma época se mudaron a una enorme mansión en el 10050 de Cielo Drive en Los Ángeles (California).

Aquella fatídica noche Polanski estaba en Londres preparando otro largometraje, “El Día del Delfín”, que jamás terminó. Tenía en mente regresar el día 12 a tierras norteamericanas para asistir al nacimiento de la criatura que estaban esperando, pero todo se truncó.

La mañana del 10 de agosto, Winifred Chapman, ama de llaves de la casa se encontró un escenario dantesco: sobre el césped, entre charcos de sangre, yacían Abigail Folger —hija de un rico industrial— y Voyteck Frykowsky, un escritor y cineasta amigo del dueño de casa. Un poco más lejos, dentro de un automóvil, se encogía el cuerpo inerte de Steve Parent, un joven de 20 años.

En el salón de la casa se encontró la escena más macabra: Sharon Tate, suspendida del techo por una cuerda de nylon; una enorme herida había vaciado su vientre.

El otro extremo de la cuerda anudaba el cadáver de Jay Sebring un cotizado peluquero que había sido pareja de ella.

En la pared, sobre la cabeza de Sebring —cubierta por una capucha oscura— la palabra "pig" (cerdo, en inglés) aparecía nítidamente escrita con sangre.

Al día siguiente, el señor La Bianca y su esposa —una tranquila pareja de cincuentones— fueron hallados muertos en circunstancias parecidas, en su casa de Los Angeles. Pero, en apariencia, la policía no reconoció vinculación.

En el informe forense se constata que Tate recibió dieciséis puñaladas, de las cuales cinco hubiesen sido mortales por sí solas".

Solo hubo un superviviente, el conserje William Garretson. Fue el primer sospechoso, pero quedó absuelto.

Polanski regresó inmediatamente de Londres.

El 13 de agosto enterraron a Tate en el cementerio Holy Cross de Culver City, California junto a su hijo, Paul Richard Polanski (nombre póstumo)

Nueve meses después, la investigación culminó con el arresto de un grupo de extraños personajes: sobre ellos, su jefe, Charles Manson, ejercía una misteriosa forma de liderazgo religioso.

Fue gracias a Susan Atkins, una de las participes, que en noviembre de 1969 estaba presa por el robo de un coche. Alardeó del crimen y fue acusada, delatando a todos los demás: Charles Manson, Charles "Tex" Watson, Patricia Krenwinkel y Linda Kasabian. También reveló que los asesinatos de Leno y Rosemary LaBianca, ocurridos la noche después del asesinato de Tate, fueron a su vez obra de miembros de la "familia", incriminando a Leslie Van Houten.

Algún día hablaremos del Charles Manson este, que merece un artículo aparte…

Mas info y fuentes aquí: http://www.magicasruinas.com.ar/revistero/aquello/revaquello103.htm, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Roman_Polanski, y aquí:http://es.wikipedia.org/wiki/Sharon_Tate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada