¿JUSTICIA?

Perpetrado por Oskarele

Hace unas semanas trincaron a un chaval de mi barrio, que había elegido el camino salvaje de la vida, con 12 gramos de cocaína, un peso digital y alguna que otra postura de hachís. El juez de guardia estimó que el susodicho era un peligro para la sociedad y lo condenaron a prisión provisional a espera de juicio, seguramente porque el muchacho tenía antecedentes. Hasta aquí bien, mas o menos. Pero esta historia me ha venido a la cabeza tras ver en el menti-diario pre-siesta una noticia preocupante a la par que perturbadora: resulta que las fuerzas de seguridad han desmantelado tres talleres textiles ilegales en distintos barrios de Madrid, regentados por ciudadanos chinos que tenían trabajando en los mismos a compatriotas suyos en condiciones realmente alucinantes: sin contrato laboral alguno; con jornadas de hasta 20 horas diarias; sin sueldo fijo, solo 30 céntimos por prenda confeccionada; y además en sitios cerrados, con escasa luz y nula ventilación (de hecho uno de los locales se encontraba en el sótano de una casa, teniendo como único acceso una puerta cerrada con llave por fuera)…

Y diréis ¿Qué tiene que ver esto con la movida del camello de mi barrio?, pues muy sencillo: la noticia esta de los talleres textiles ilegales terminaba diciendo que los cuatro chinos que regentaban este terrible e inhumano negocio habían sido detenidos, pero inmediatamente puestos en libertad, aunque acusados y en espera de juicio, imagino por atentar contra el derecho de sus trabajadores.

La cosa es sencilla pues, y sin que tengan nada que ver los dos casos que comento: ¿Por qué al camello de mi barrio lo meten en el talego provisionalmente por una cantidad ridícula de droga y a estos cabronazos que tenían esclavizadas a una veintena de personas los dejan sueltos?

Es decir: en este país puedes tener 15 chinos fabricando ropa en un sótano en condiciones infrahumanas, pagándoles una miseria y sin que puedan ver la luz del sol, y no pasa nada, no se considera que sea un delito mayor al caso que os comentaba del camello que trincan con unos gramos de coca para ganarse la vida.

El problema en definitiva viene a ser lo extrañamente que funciona la justicia, y pruebas las tenemos a centenares: alcaldes que se asocian con mafiosos para a base de ladrillos arruinar ayuntamientos, forrarse como pelotas y tirarse a folclóricas; banqueros que hunden sus empresas, y con ellos a todos nosotros, responsables subsidiarios como estado que somos, y que dimiten, curiosamente, con dos millones de pavos de indemnización; presidentes del tribunal supremo que se gastan nuestro dinero en cenitas y putitas en Marbella…. Y mientras todos estos cabrones quedan impunes, usted, usted y el que esto escribe, no podemos ni manifestarnos porque nos da de hostia la guardia y nos acusan de terroristas en potencia; mientras estos cerdos se forran sin freno y se pasan las leyes por el forro, las cárceles están llenitas de gente que ha cometido delitos que, puestos en una balanza, son infinitamente menos importantes y trascendentales….

En fin, termino con estas sabias palabras del refranero español: “El que es buen juez por su casa empieza”

Por cierto, aquí podéis leer la noticia que os comentaba:http://www.europapress.es/sociedad/noticia-desmantelados-tres-talleres-clandestinos-donde-explotaba-ciudadanos-chinos-20120603095142.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada