BIODIGESTORES Y BIOGAS.


A partir de desechos orgánicos, los biodigestores producen biogás, por lo que se presentan como una alternativa sustentable en relación a la leña. Su efluente o abono reemplaza en parte a los costosos fertilizantes, sirve como parte de la dieta para los animales y no contamina el medio. Además, es la solución a la tala indiscriminada de los bosques.
El biogás es una mezcla de gases cuyos principales componentes son el metano y el bióxido de carbono, el cual se produce como resultado de la fermentación de materia orgánica en ausencia del aire por la acción de un grupo de microorganismos.
El metano (CH4) es un combustible inodoro e incoloro, cuya combustión produce una llama azul y subproductos no contaminantes. Es el principal constituyente del gas natural, ya que más del 90% de este combustible es metano. Es una fuente de energía que puede usarse para cocinar, iluminar, generar calor, operar maquinaria agrícola, bombear agua o generar energía eléctrica.

UTILIZACION DEL BIOABONO

Además de generar gas combustible, la fermentación anaeróbica de la materia orgánica surge por el rebose un residuo orgánico de excelentes propiedades fertilizantes llamado bioabono el cual no posee mal olor, no contamina, no atrae moscas, puede ser aplicado directamente a las plantas en forma líquida o bien deshidratado y almacenado para usarse posteriormente como concentrado para animales. Además, se puede utilizar para fertilizar estanques de peces, ayudando a formar su alimento.
Las principales ventajas del efecto fertilizante de estos lodos radica en lo siguiente:
Posee mayor cantidad de nitrógeno que la materia prima original seca, el que mediante el proceso de digestión se torna más asimilable por las plantas.
Es un material para el mejoramiento de los suelos.
No contiene bacterias patógenas, o semillas de malas hierbas, puesto que el proceso de digestión las elimina.
A diferencia del estiércol fresco, no posee olores desagradables.
Un metro cúbico de bioabono producido diariamente puede fertilizar más de 2 hectáreas de tierra por año a un nivel de 200 kg. de nitrógeno por hectárea.
El incremento de la producción agrícola por el uso de bioabono, puede alcanzar un promedio del 10 al 20%.
CARACTERISTICAS DE UN BIODIGESTOR
Para que un digestor de desechos orgánicos opere en forma correcta deberá reunir las siguientes características:

-Ser hermético, con el fin de evitar la entrada de aire, que interfiere con el proceso y produce la fuga de biogás.
-Estar térmicamente aislado para evitar cambios bruscos de temperatura, lo que usualmente se consigue construyéndolos enterrados.
-Aún no siendo un recipiente de alta presión, el contenedor primario de gas deberá contar con una válvula de seguridad y con medios para efectuar la carga y descarga del sistema.
-Tener aspas para romper las natas que se forman internamente.
-Tener acceso para su mantenimiento.

Una planta de biogás de 4 metros cúbicos de volumen puede producir 13/4 metros cúbicos de biogás por día, con el estiércol producido diariamente por unas tres vacas (dependiendo del clima y la zona). Esta cantidad de biogás normalmente es suficiente para cocinar los alimentos de una familia de 5 a 6 miembros.

Autor: Mauricio Aguirre
Productor Orgánico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada