REINO DE TONGA

(AL) REINO DE TONGA


El Reino de Tonga Oceanía (integrado dentro de la Polinesia). Su capital es Nuku’alofa. Su superficie terrestre es de 747 Km2 repartidos en 176 islas de las cuales 52 están deshabitadas. Su población es de unos 100.000 habitantes, lo que se traduce en una densidad demográfica de 136 hab/km2. En muchas lenguas del Pacífico Tonga significa “Sur”, pero al parecer en el reino, le dan a su nombre el significado de “Jardín”.
A través de su territorio marítimo, limita al norte con la Colectividad de Ultramar Francesa de Wallis y futura (¿alguien sabía que Francia tenía aquí este territorio?) y con Samoa; al este con Islas Cook (pertenecientes a Nueva Zelanda); y al oeste con las Islas Fidji. Al sur, las islas más próximas son las Islas Kermadec, también bajo el dominio de Nueva Zelanda.
En Tonga se pueden encontrar los restos arqueológicos más antiguos de la Polinesia,y se cree que de entre todas las islas de la zona, el primer lugar ocupado por el hombre prehistórico fue el archipiélago de Tonga…
Los tonganos eran un pueblo conquistador y guerrero. A principios del siglo X se establece una monarquía en Tongatapu, de la que el actual rey se dice heredero. Comenzó a valerse de la guerra y de la diplomacia para extender la influencia de Tonga a otras islas vecinas menos belicosas, y en el siglo XIII su poder se extendía a Samoa y Hawai. En el siglo XVIII, Tonga había unificado todas las tibus y había creado un imperio marítimo que incluía las regiones conquistadas de las Fidji. Por aquella época, el Imperio de Tonga contaba con una población de unos 40.000 habitantes.
Luego fue descubierto al mundo y explorado por los holandeses Willem Schouten y Jacob Le Maireen en 1616. En 1643 Abel Tasmán llegó a Tongatapú (la isla más grande) y la llamó Ámsterdam (puso nombres de ciudades holandesas todas las demás islas que fue explorando). El Capitan James Cook arribó a sus costas en la década de 1770 (varias veces entre 1773 y 1777) e, impresionado por la hospitalidad de los lugareños, dio al archipiélago el nombre de isla de los amigos (Cook, acabaría muerto a manos de los nativos de Hawai en 1779, probablemente de origen tongano).
El español Francisco Mourelle, desviado de la ruta tradicional del Galeón de Manila a Acapulco, llegó a estas islas en 1781, muy necesitado de avituallamientos y reparaciones. En la primera isla no encontró refugio y la llamó “Amargura”. En cambio, descubrió un excelente puerto en Vava’u (que hoy en día aún se llama Port of Refuge). Llamó al archipiélago islas de Mayorga, en honor del Virrey de Nueva España, Martín de Mayorga, natural de Barcelona, y al grupo de islas Ha'apai lo llamó Islas Gálvez en honor de José Gálvez, Ministro de las Indias. Gracias a sus informes la Expedición Científica de Bustamante y Malaspina, se detuvo en estas islas.
En 1845, las islas se unieron formando un reino. Se convirtieron en monarquía constitucional en 1875 y en 1900 se estableció el protectorado británico (no fue conquistado ni incorporado al dominio inglés). Tonga es el único país del Pacífico que nunca ha sido gobernado por una potencia extranjera. Desde 1970 es reino independiente en el ámbito de la Mancomunidad Británica de Naciones y actualmente, es miembro de la ONU, y de otros organismos internacionales.

Su historia hace referencia a un relativo aislamiento. Los tonganos son uno de los pueblos más homogéneos del planeta desde el punto de vista étnico. Sin embargo su cultura ha recibido numerosas influencias llegadas desde lejos: exploradores, misioneros, estafadores y pretendientes.
Tonga tiene una tasa de alfabetización del 999% y se vanagloria de producir más doctorados per cápita que cualquier otro país de la región, pero su principal fuente de ingresos son las remesas de dinero que envían sus emigrantes. La mayoría de ellos viven en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.
Tonga tiene un parlamente de 32 escaños, pero solo 9 son elegidos por el pueblo. Los otros son designados por el rey y los nobles, y todas las decisiones están sujetas a la aprobación del monarca, el rey, Tupou-VI.
Tupou, de 1,88 metros de estatura y casi 210 kilos de peso, fue un rey querido por su pueblo, pero en los últimos años, cuando su salud empezó a flaquear, a la par que su lucidez, la familia real emprendió una serie de iniciativas que, como poco, pueden calificarse de extravagantes. Por ejemplo el rey invirtió millones de dólares intentando transformar el agua de mar en gas; su hijo, el príncipe heredero, propuso convertir las islas en un vertedero de residuos nucleares; la casa real inició una costosa búsqueda de petróleo, pese a los escasos indicios geológicos que aparecían… y así una larga lista. El escándalo que verdaderamente encolerizó al pueblo fue cuando en la década de 1980, el rey concibió la idea de vender pasaportes tonganos. Los mayores indeseables del mundo, algunos de ellos buscados por la justicia de sus respectivos países, aprovecharon la oportunidad (Imelda Marcos, por ejemplo, se hizo ciudadana tongaza). Reportó al país unos beneficios de 25 millones de dólares, pero las protestas internacionales lograron poner fin a estas ventas. Otro asunto imprevisible fue la decisión real de nombrar a Jesse Bogdonoff (quien había puesto en marcha el negocio de las pulseras magnéticas) “bufon de la corte”, con el cometido real de “repartir jubilosa sabiduría y alegría”. Su “bufonada” consistió en la inversión del dinero del reino en un plan de seguros y reaseguros que quebró. Luego desapareció.
Un disidente gubernamental ‘Akilisi Pohiva, ha conseguido que en los últimos años las peticiones de transparencia y aperturas políticas cuajen entre los tonganos. En 2005 una huelga de funcionarios civiles que exigían un aumento salarial derivó en disturbios y un clamor popular por la democracia.
Para calmar el malestar general el rey ha aceptado algunas reformas políticas, pero solo las que considera “apropiadas para los tonganos”.
En la imagen la danza nacional conocida como Lakalaka, que fue declarada por la UNESCO en el 2003 como una de las obras maestras del patrimonio oral e intangible de la humanidad. La danza es una mezcla de coreografía, oratoria y polifonía vocal e instrumental con cientos de participantes, tanto hombres como mujeres, que se alinean en filas; los hombres a la derecha y las mujeres a la izquierda. Los varones bailan ejecutando movimientos enérgicos, en tanto que las mujeres realizan graciosos pasos de danza coordinados con elegantes gestos de manos. Ambos grupos aplauden y cantan mientras bailan, siendo frecuente la existencia del acompañamiento vocal de un coro.
Fuentes: National Geographic España y Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada