SONREIR


He superado la enfermedad, he superado palos de todas las variantes, he superado el hambre, el insomnio, las jaquecas y otros dolores. La pena, la carencia de pan, de cariño y otras cosas. He superado subidas contra viento y aridas en caminos asfaltados de espinas. He llorado. He querido morir. He mirado a mi alredor sin ver nada. He cruzdo España de punta a punta. Dos veces. Me he equivocado. Me han echo equivocar. He remediado MIS errores. Me he levantado. He seguido caminando y al mirar a mi alrededor he descubierto que hay alguien. 2 personas. A una la llevo cogida se su manita. Me enseña que se puede sonreir en todo momento y le enseño que debe sonreir en todo momento. La otra me lleva a mi. Me enseña que se debe sonreir en todo momento y le enseño que se puede sonreir. Si no estoy tonta. He repetido sonreir muchas veces en 4 frases. Y es que sonreir es lo que toca. Llorar de felicidad es lo que toca. Toda la vida sin saber lo que es un hogar y ahora lo tengo. Lo identifico y lo disfruto. Sonreir amigos. Es lo que toca. Sonreir con satisfaccion incluso cuando todo vaya como el puto culo. Por que cuando hagas memoria y solo veas lagrimas en un camino te arrepentiras... Ahora me voy a sonreir chicos. A mi hogar. Con mis hombres.


por Beatriz Garcia.

(Gracias, muchas gracias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada