¿EXISTIÓ REALMENTE JESÚS? PARTE 6. EL TALMUD JUDIO Y UN TAL JESÚS

Perpetrado por Oskarele

Jesús era judío, como todos sabréis. Y según cuentan sus biógrafos principales, los evangelistas, fue condenado a muerte por el Sanedrín, el alto tribunal judío. Ahora bien, hemos visto referencias de historiadores romanos y judíos de la época, pero ¿dicen algo los religiosos hebreos en sus textos sobre el nazareno? Pues resulta que si, aunque sorprendentemente es poco, algo lioso y bastante peyorativo…

Los judíos de toda la vida habían transmitido sus movidas religiosas por vía oral, a excepción de la Torah (los cinco primeros libros de la Biblia, el Pentateuco, según la tradición escritos por el propio Moisés que es inspirado directamente por Dios en el monte Sinaí). Pero tras la destrucción del templo en el 70 d.C. y el comienzo de la diáspora, la continuidad de la transmisión oral estaba en peligro, por lo que Rabi Yehuda el Príncipe hizo la redacción escrita de la Mishná alrededor del año 200 de nuestra era. La Mishná sería, pues, un cuerpo de leyes judías compiladas, que recoge y consolida la tradición oral judía desarrollada durante siglos desde los tiempos de la Torá o ley escrita hasta su codificación a manos de Rabí Yehudá.

Varias academias rabínicas tanto en Israel como en Babilonia estaban dedicadas al estudio y discusión de la Mishna. Estas discusiones, al ser recopiladas de forma escrita forman la Guemará. Existen dos versiones de la guemará: la de Jerusalén que se terminó de redactar de forma escrita alrededor del año 400 de nuestra era, y la de Babilonia, cuya recopilación final se llevó a cabo por Ravina y Rav Ashi, dos sabios del siglo V de nuestra era.

Los dos escritos, la Mishna y la Guemará, componen el Talmud.

Esto por un lado. Por otro: ¿Habla el Talmud del Nazareno?, pues las referencias, que las hay, son pocas y tendenciosas, dándole mucha caña a los cristianos, desvirtuando las enseñanzas de Jesús y burlándose, entre otras cosas, de su supuesto origen virginal. Pero claro, los relatos sobre Jesús que contiene el Talmud, lo mismo que los que encierran los Evangelios, no fueron escritos por los contemporáneos de Jesús, sino mucho más tarde: los talmúdicos fueron compuestos alrededor del siglo III o IV y su finalidad fue esa: combatir a los judeocristianos.

Son unas quince menciones, aproximadamente y siendo generosos con las versiones dudosas: sólo tres o cuatro lo nombran de manera expresa, y, realmente sólo un par de ellos transmiten alguna noticia sustancial. Otros aluden a "una cierta persona", (peloní) en hebreo y otros llaman a Jesús Ben Sthada o Ben Panthera y unos pocos tratan más bien de la madre del Nazareno que de él mismo.

Una de las referencias asegura que se llamaba Yeshúa ben Panthera y que María, su madre, fue infiel a su marido con un soldado romano llamado Panthera, que sería el padre verdadero (en otro fragmento le llaman ben Sthada, que significa el hijo de la desviada, por la misma razón). María sería entonces repudiada y Jesús considerado un hijo bastardo. Se habla de María como una adúltera, por ejemplo en b Sanhedrin 106 a, se dice de ella “R Papa dijo: Ésta es de la que se dijo: Era descendiente de príncipes y gobernantes (reyes), pero hizo de prostituta entre carpinteros.”. Como los cristianos defienden que nació de una madre virgen, parthenos en griego, se ha pensado que Ben Panthera podría ser un juego de palabras con el que mofarse de esta pretensión.

Jesus era acusado de practicar la magia y la hechicería, doctrinas que había aprendido en Egipto. Esta acusación era sumamente grave de acuerdo con las leyes romanas, pero también de acuerdo con las leyes judías. Aunque era aún más grave el hecho de que los sacerdotes acusasen a Jesús de corromper y pervertir a Israel con doctrinas paganas y desviadas. Un fragmento (Sanhedrin 43a) dice: “En la víspera de la fiesta de la pascua se colgó a Jesús. Cuarenta días antes, el heraldo había proclamado: `Es conducido fuera para ser lapidado, por haber practicado la magia y haber seducido a Israel y haberlo hecho apostatar. El que tenga algo que decir en su defensa, que venga y lo diga´. Como nadie se presentó para defenderlo, se lo colgó la víspera de la fiesta de pascua”

Otro dice: “Jesús, el galileo, suscitó una secta impía y enemiga de la ley. Nosotros lo crucificamos. Sus discípulos robaron su cadáver del sepulcro durante la noche. y engañan y seducen a los hombres diciendo que resucitó y subió a los cielos". (Trifón, Diálogo de Justino, siglo II).

Aparecen en el Talmud también algunas referencias a un rabino de nombre Jesús que pueden llegar a confundir, ya que se refieren a alguien que vivió cerca de cien años antes que el nazareno, aunque algunos autores obvian el anacronismo y lo identifican con el mismo Jesús de Nazaret, es poco probable.

Sea como sea, lo cierto es que el Talmud habla del Nazareno, aunque de forma tendenciosa y tardía. La mayor parte de los estudiosos data esta referencia en fecha muy tardía, y no la considera una fuente de información independiente. Eso sí, sumamente curiosa e interesante.

Mas info y fuentes por aquí: http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1684, aquí:http://carloscampuzano.suite101.net/jesus-en-el-talmud-a52067, aquí:http://www.sitioabm.com/2002_martinlara.htm, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Talmud, aquí: http://blogs.periodistadigital.com/antoniopinero.php/2007/11/27/p128806 y aquí: http://books.google.es/books?id=x5XDXgbFzjwC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada