ESTRELLAS DEL CINE MUDO. LA ENIGMÁTICA THEDA BARA

Perpetrado por Oskarele.

“La gente se cree ciegamente lo que ve en la pantalla. Piensa que los artistas somos idénticos a nuestros personajes. Han llegado a romper carteles con mi imagen por eso, incluso una vez una mujer llamó a la policía porque su hijo estaba hablando conmigo”. Esto lo dijo Theda Bara, genial actriz de la época del cine mudo que encarnó por primera vez a una depredadora sexual, una Vamp como se conoce en el argot, y que tuvo una vida misteriosa y extraña, a medio camino entre la dura realidad y la leyenda.

Theda Bara nació a finales del siglo XIX en Egipto, a la sombra de la mismísima Esfinge, hija de una actriz francesa bohemia concubina de un príncipe nómada egipcio. Creció entre camellos, dunas y pirámides. Se dice incluso que tenía poderes sobrenaturales o que había sido desmamada con la sangre de serpientes venenosas... bonito ¿no?

Lástima que sea falso. En realidad Theodosia Burr Goodman nació en 1885 (aunque ella siempre mantuvo que fue 5 años más tarde) en el seno de una familia de emigrantes (padre polaca, madre suiza) de clase baja en un barrio judío de Avondale, Ohio. Y toda esa historia se le invento el magnate cinematográfico William Fox, como campaña de propaganda para convertirla en una estrella. De hecho lo logró y fue precisamente gracias a encarnar ese rol misterioso de vampiresa oriental.

Desde chiquitilla Theda demostró ser una chica distinta a lo esperado: tenía un fuerte carácter, fuertes inquietudes intelectuales, amaba las artes escénicas y le fascinaba el mundo de lo esotérico.

En 1899 ingresó en la escuela secundaria, donde cursó sus estudios al tiempo que se aficionaba al teatro y al cine. De hecho, nada más acabar sus estudios, en 1903, probó suerte en el mundo del espectáculo, tras teñirse el pelo, originariamente rubio, de negro. Aun así no dejó de estudiar, apuntándose a la Universidad de Cincinnati, donde cursó dos años. No tuvo demasiado éxito al principio en el show business, encasillándose a principios de siglo en pequeñas obras de teatro ambulantes. Además esto no le gustaba demasiado a su padre, lo que provocó algún que otro problema familiar, que quedó resuelto cuando decidió, en 1905, pirarse de su casa y de Ohio en busca de fortuna. 

Durante un tiempo, Theda se dedicó al espectáculo en el Alhambra Theater de Milwaukee, en Wisconsin, donde tuvo bastante éxito. Poco después se marchó a Nueva York, donde tomó el apellido de su madre y se hizo llamar Theda DeCoppet. En 1908 debutó en el Garden Theater con una función titulada “The Devil”, en la que ya se inició en el papel arquetípico de mujer perversa que habría de darle fama. Tras alternar distintas actuaciones en el Garden y en el Belasco Theater, en 1911 se unió a una compañía de teatro ambulante de la que se convertiría, gracias a su inteligente capacidad de seducción, en principal atracción.

El salto al cine lo dará en 1914 cuando Eva Fox, esposa de William Fox, puso sus ojos en ella y se la recomendó a su marido. Este la ficho para un pequeño papel en la que sería su primera película: “The Stain”, dirigida en 1915 por Frank Powell. Solo unos meses después tendrá su primer papel protagonista en otro filme de Powell, “A Fool There Was”, con un enorme éxito, debido en parte a la campaña de promoción genial que se creó en torno a ella y a su arquetípico papel: la mujer vampiro, sobrenatural o no, la hembra parásita que desangra o arruina, que humilla al varón sin remordimientos, tan perversa y cruel como seductora e irresistible.




De hecho se puede decir que Theda se convirtió en la primera estrella prefabricada de la historia: tenía treinta años, en una época en la que no se concebía una protagonista mayor de veinticinco, pero una fuerte y sensual imagen, perfecta para encarnar a mujeres vamp. De ahí que William Fox orquestase una hábil empresa publicitaria: dijo que había nacido en 1890 (cinco años después de la fecha real), le cambió el nombre por el de Theda Bara, anagrama de Arab Death (aunque en realidad no era así, Theda era su apodo familiar y Bara el segundo apellido de su madre) y se inventó una falsa biografía, la que comentábamos al principio. Además ella fingía tener acento, siempre iba con maquillaje dramático, velos, joyas… e incluso tenía una suite de un hotel, donde vivía, decorada como si fuese un palacio árabe… La gente se lo creyó y fue todo un éxito, a lo que sin duda ayudó la voluptuosidad de sus curvas y su poco reparo a desnudarse (en una época en la que no había demasiada censura aun)

"La más célebre de las vampiresas, en el papel más osado, provoca la ruina y toda clase de desastres a miles de hombres". Así se anunciaba "A Fool There Was", que se convirtió en un pelotazo brutal que la catapultó de la noche a la mañana a la fama, especialmente como antítesis de la otra gran estrella, la novia de América, Mary Pickford.



Solo en 1915 hizo cuatro películas más. En los tres siguientes años, hasta 1918, casi cuarenta, entre las que destacan “Carmen” dirigida por Raoul Walsh en 1916, la genial “Cleopatra”, dirigida en 1917 por J. Gordon Edwards, una de sus mejores películas y actuaciones y una de las primeras adaptaciones de la vida de la reina de Egipto; “Salomé”, también dirigida por Edwards, en 1918; o “The She Devil”, de nuevo con Edwards ese mismo año.

Gracias a su inmensa popularidad, William Fox pudo frotarse las manos mientras su compañía se situaba a la altura de las más importantes productoras cinematográficas de la época y asentaba las bases del que habría de ser, hasta hoy, uno de los más importantes imperios del celuloide.

Pero todo tiene su fin: en 1919, tras finalizar el rodaje de “The lure of ambition”, Theda fue despedida por la productora que la había creado, la Fox, que además se vio obligada a tirar de la manta y revelar que la leyenda de Theda Bara, la vampiresa egipcia, había sido tan sólo una campaña publicitaria. Además para aquella época, justo después de la Primera Guerra Mundial, la moda de las vamps había finalizado para dar paso a las alegres flappers.

Sucumbió víctima del propio papel que la encumbró.




En 1920 lo intentó en Broadway, sin mucho éxito. Se casó al año siguiente con Charles Brabin, quien tiempo atrás la había dirigido en distintas películas, y juntos se irían a vivir a Los Ángeles. En 1921 Theda se estrenaría en Hollywood, sin demasiado éxito, con la película “The Prince of Silence”, que fue un fracaso. Decidió retirarse del cine. Pero en 1925 regresa con otra peli “The Unchastened Woman”, de James Young, y en “Madame Mystery”, un corto dirigido por Richard Wallace, Stan Laurel.

Después se retiraría definitivamente del cine. Intentó, sin éxito, regresar al teatro en los años treinta. En parte su fracaso al volver se debió a que Brabin, su marido, no deseaba que ella actuase (de hecho todas sus colaboraciones en películas desde su matrimonio las hizo sin el consentimiento de su esposo, mientras éste se hallaba en el extranjero)

A partir de este momento comienza el verdadero misterio en torno a la figura de la actriz, ya que nunca más se supo de ella, siendo todo un enigma lo que fue de Theda en sus últimos años.

A la edad de 69 años, Theodosia falleció en un hospital de Los Ángeles a causa de un cáncer abdominal. Fue enterrada como Theda Bara Barbin en el Forest Lawn Memorial Park Cemetery, en Glendale, CA.

Desgraciadamente de su extensa filmografía solo quedan unas seis o siete películas completas. La mayor parte se ha perdido.

Imágenes extraídas del genial album que nuestro compañero Cineclásicajazz Pizcadelodemás ha publicado en su página: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.438844629461399.109671.281230495222814&type=1&fb_source=message

Mas info y fuentes por aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Theda_Bara, aquí:http://www.imdb.com/name/nm0000847/#Actress, aquí: http://divasdelcine.blogspot.com.es/2012/01/theda-bara.html, aquí:http://www.taringa.net/posts/arte/8379876/Theda-Bara_-la-primera-femme-fatale.html y aquí: http://borderangeluz.blogspot.com.es/2012/01/quien-es-theda-bara.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada