EL TAMAÑO DEL SOL EN EL HORIZONTE.


Este fin de semana estábamos un grupo admirando una puesta de Sol y comenzamos a preguntarnos por qué el Sol se ve más grande cerca del horizonte.

Este efecto es conocido en sicología como la "Ilusión de la Luna" o más técnicamente como la "Hipótesis de Distancia Aparente" (Apparent Distance Hypothesis) que se manifiesta cuando se ve una Luna "inflada" al observarla sobre el horizonte, lo cual es aplicable tambiín al Sol.

Según estudios sobre percepción realizados por Kaufman, Coren, Rock y otros, este es un efecto óptico debido a la tendencia de nuestro procesador de visión a "asociar" la profundidad hasta los objetos observados con patrones conocidos.

Este mecanismo nos ayuda a percibir en perspectiva pero a la vez produce efectos irreales (que no corresponden a la realidad física) como el de la Ilusión de la Luna. El cerebro usa claves de profundidad (depth cues) conocidas, como por ejemplo, la punta de los árboles, la cima de los cerros en el horizonte, etc., para "completar" información sobre la profundidad óptica de cada uno de los objetos en el plano de visión. Mientras más de estas "ayudas" lleguen al cerebro, más "grandes" se perciben los objetos que están más allá de estas "claves".

Se puede observar este efecto también si inflamos un globo y lo ponemos a una cierta distancia, digamos de 10 metros. Luego inflamos otro y lo ponemos a 20 metros detrás del primero. Este último se verá más pequeño, no es cierto? Bueno, si ahora mandamos a un ayudante para que continúe inflando el segundo globo hasta que se "vea" del tamaño del primero, nuestro cerebro percibirá correctamente al segundo globo como más grande, a pesar de recibirlo del mismo tamaño en nuestra retina!
Existe una prueba muy sencilla para corroborar esta hipótesis que explica la Ilusión de la Luna: si miramos la Luna sobre el horizonte cubriendo todas las concomitantes terrestres --esto se logra haciendo un sencillo "telescopio" con un periódico-- entonces se percibirá que la Luna mágicamente se "achica" en comparación con la imagen al desnudo.

A mayor número de claves de profundidad que reciba el cerebro, mayor será la magnificación con que percibirá los objetos más lejanos.

Investigadores han descubierto que la Ilusión de la Luna está directamente relacionada con los cambios en acomodación del cristalino y los músculos asociados al ojo. Claves extras de profundidad visual cerca del horizonte, causan que los ojos se enfoquen en un punto más distante que en el que lo hacen cuando uno mira hacia más arriba, hacia el cenit.

Estos cambios de acomodación parecen proveer al cerebro con una "vara de medir" para juzgar el tamaño de las imágenes lejanas, incluyendo aquellas como las del Sol y de la Luna.

Fuentes: http://www.ciencia.cl/CienciaAlDia/volumen1/numero1/preguntas/preguntas1.html
Kaufman, L. Rock, I. "The moon illusion thirty years later." In Hersherson, M. (ed.) The moon illusion. Hillsdale, NJ: Erlbaum (1989). Rock, I. Kaufman, L. "The moon illusion II." Science, 136, 1023-1031 (1962).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada