EL ORIGEN DE LA BANDERA WIPHALA.


La wiphala (aimara: wiphala, «emblema») es una bandera cuadrangular de siete colores usadas por algunas etnias de los Andes.
Existen variantes de la wiphala. La más extendida es la usada en la actualidad como símbolo étnico del pueblo aimara, la cual fue reconocida como símbolo del Estado Boliviano por la Constitución de 2008 en el artículo 6.

Existe un error muy extendido de asumir que la wiphala tuvo su origen en el incario. Si bien es cierto algunas crónicas señalan que habría existido algún estandarte (unancha) imperial inca, utilizado por las huestes incaicas junto al emperador, esta enseña poco o nada tiene que ver con la wiphala aimara.

Según Bernabé Cobo, (Historia del Nuevo Mundo, 1609): “El guion o estandarte real era una banderilla cuadrada y pequeña, de diez o doce palmos de ruedo, hecha de lienzo de algodón o de lana, iba puesta en el remate de una asta larga, tendida y tiesa, sin que ondease al aire, y en ella pintaba cada rey sus armas y divisas, porque cada uno las escogía diferentes, aunque las generales de los Incas eran el arco celeste y dos culebras tendidas a lo largo paralelas con la borda que le servía de corona, a las cuales solía añadir por divisa y blasón cada rey las que le parecía, como un león, un águila y otras figuras. Tenía por borla el dicho estandarte ciertas plumas coloradas y largas puestas a trechos”.

Según la historiografía peruana, en el imperio inca no existió el concepto de bandera, y por tanto éste nunca tuvo una.

La wiphala suele ser asociada con otra bandera que también enarbola los mismos siete colores aunque en franjas horizontales (la bandera arco iris), la cual es igualmente señalada de forma equivocada como "bandera de los incas". Sin embargo, según algunas investigaciones, se ha determinado que esta otra bandera fue en realidad creada en 1973 para conmemorar el aniversario de una emisora radial de la ciudad del Cusco llamada «Radio Tahuantinsuyo», y que de allí se habría extendido su uso hasta que la Municipalidad Provincial del Cusco la adoptó oficialmente como emblema de la ciudad..
El Congreso de la República del Perú, citando a la Academia Peruana de Historia, se ha pronunciado sobre esta falsa bandera del Tahuantinsuyo:

"El uso oficial de la mal llamada bandera del Tahuantinsuyo es indebido y equívoco. En el mundo pre-hispánico andino no se vivió el concepto de bandera, que no corresponde a su contexto histórico".

También, el origen del diseño de la bandera aimara es incierto. La antigüedad milenaria que se le atribuye y la hace remontarse hasta el estado Tiahuanaco es sin duda exagerada, pese a su inusual patrón cuadrado y su multicolor geometría de resonancias estéticas indígenas. Las sospechas de un origen moderno de la wiphala se acrecientan al tener en cuenta que, pese a que los pueblos precolombinos de los Andes no carecían de símbolos propios (especialmente los de tradición estatal, como el incaico), el formato de pendón textil cuadrilátero para ondear al viento es una tradición de Europa.
El aimara es un pueblo textil, por lo que tal símbolo no hubiera pasado desapercibido durante siglos. Sin embargo, la gran explosión de la wiphala en la iconografía aimara ocurre recién en las movilizaciones campesinas del sindicalismo indio en la década de 1970 en Bolivia. Si se trata de un símbolo antiguo rescatado, como ocurre con la Chakana o cruz andina, faltan piezas arqueológicas de antigüedad que sirvan de testimonio.

Según Germán Ch. Wanka:
“Fue encontrado un objeto parecido a un estandarte en una tumba, de hace 800 años de antigüedad en la región de Chanqay, situado en la costa central del Perú.”

En realidad, el arte textil chancay no posee la cromaticidad de la wiphala ni se reporta tal objeto en ningún museo peruano.
-Un objeto como banderín, denominado walqanka, anterior a los incas, en un gráfico de Waman Puma de A. del año 1612.
-Una wiphala pintada en una roca, que se encuentra en el lugar denominado Wantirani, en Qppakati, Provincia Manko Kapajk del Departamento de La Paz.
-Dos wiphalas pintadas en qiru o vaso, que se encuentra en el Museo de Tiwanaku del Departamento de La Paz.
-Una wiphala junto a tejidos en Koroma, que datan de la época precolonial, en la Provincia Quijarro del Departamento de Potosi.

Probablemente la palabra wiphala viene del antiguo idioma (Jhaqi-aru) (idioma del ser humano) posteriormente denominado por el cronista Polo de Ondegardo en 1554 como aimara: Wiphay es voz de triunfo, usada hasta hoy en las fiestas solemnes y en actos ceremoniales; el (lapx-lapx) producido por el efecto del viento, lo que origina la palabra (laphaqi) que se entiende, fluir de un objeto flexible. Juntando los dos sonidos (wiphaly-lapx) tenemos wiphala, y la (px) se perdió por un pronunciamiento fácil de la palabra.

Pero lo cierto es que, de acuerdo a las costumbres y tradiciones andinas, siempre está izada en todos los acontecimientos sociales y culturales, por ejemplo, en los encuentros de comunarios del Ayllu, en los matrimonios de la comunidad, cuando nace un niño en la comunidad, cuando se realiza el corte de cabello de un niño (bautismo andino), en los entierros, etc.
La wiphala también flamea en las fiestas solemnes, en los actos ceremoniales de la comunidad, en los actos cívicos de la marka (pueblo) en los juegos de wallunk’a (columbio) en los juegos de competencia atipasina (ganarse), fechas históricas, en las k'illpa (día ceremonial del ganado), en la transmisión de mando de las autoridades en cada periodo.
También se utiliza en las danzas y bailes, como en la fiesta del Anata o Pujllay (juego): en los trabajos agrícolas con o sin yuntas, a través del ayni, la mink'a, el chuqu y la mit'a. E incluso se iza al concluir una obra, una construcción de una vivienda y en todo trabajo comunitario del Ayllu y Marka.

Los colores tienen un significado:
-Rojo; representa al planeta Tierra (aka-pacha); es la expresión del hombre andino, en el desarrollo intelectual; es la filosofía cósmica en el pensamiento y el conocimiento de los amawtas.
-Naranja; representa la sociedad y la cultura, es la expresión de la cultura, también expresa la preservación y procreación de la especie humana, considerada como la más preciada riqueza patrimonial de la nación; es la salud y la medicina, la formación y la educación, la práctica cultural de la juventud dinámica.
-Amarillo; representa la energía y fuerza (ch'ama-pacha), es la expresión de los principios morales del hombre andino, es la doctrina del pacha-kama y pacha-mama: la dualidad (chacha-warmi) son las leyes y normas, la práctica colectivista de hermandad y solidaridad humana.
-Blanco; representa al tiempo y a la dialéctica (jaya-pacha), es la expresión del desarrollo y la transformación permanente del qullana marka sobre los andes, el desarrollo de la ciencia y la tecnología, el arte, el trabajo intelectual y manual que genera la reciprocidad y armonía dentro la estructura comunitaria.
-Verde; representa la economía y la producción andina, es el símbolo de las riquezas naturales, de la superficie y el subsuelo, representa, tierra y territorio, así mismo la produeción agropecuaria, la flora y fauna, los yacimientos hidrológicos y mineralógicos.
- Azul; representa al espacio cósmico, al infinito (araxa- pacha), es la expresión de los sistemas estelares del universo y los efectos naturales que se sienten sobre la tierra, es la astronomía y la física, la organización socio económica, político y cultural, es la ley de la gravedad, de las dimensiones y fenómenos naturales.
-Violeta; representa a la política y la ideología andina, es la expresión del poder comunitario y armónico de los andes, el instrumento del estado, como una instancia superior, lo que es la estructura del poder; las organizaciones, sociales, económicas y culturales y la administración del pueblo y del país.

Datos extraídos de Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada