23 de MAYO. EL DÏA DE LAS TORTUGAS.



Aunque suene raro para muchos, existe un día dedicado a las tortugas: el 23 de mayo.

Se desconoce el origen real de dicha celebración pero algunos dicen que este día coincide con el nacimiento de Carolus Linnaeus, científico, naturalista, botánico y zoólogo sueco que estableció los fundamentos para el esquema moderno de la nomenclatura binomial (nombres científicos de las tortugas). A Linnaeus se le considera también como el fundador de la taxonomía moderna, y uno de los padres de la ecología.


Las tortugas además de ser una especie de suma importancia para ciertos ecosistemas, son también un símbolo de muchas culturas, mitología o religión. En la India, por ejemplo, se cree que Kurma la tortuga es el segundo avatar del dios Visnú (uno de los 3 dioses más importantes) que descendió a la tierra para mostrar el camino para la salvación de los hombres de la humanidad.

Para los chinos la tortuga es un símbolo espiritual. Existen templos en los que por creencia o superstición la gente va a tocar la cabeza de una tortuga de piedra, las mujeres la tocan con la mano derecha y los hombres con la izquierda, con la finalidad de tener una larga vida pues también representa la longevidad, en especial la tortuga negra.

La carne de tortuga es considerada un manjar en muchas culturas. La sopa de tortuga ha sido un plato de nobles en la gastronomía anglo-estadounidense. También es un alimento tradicional de la isla de Gran Caimán, donde crecen los rebaños de las tortugas marinas para la alimentación.

En Colombia en poblaciones de la Costa Caribe (Sucre, Córdoba, Riohacha, Bolívar y Magdalena) en temporada de Semana Santa se consume la hicotea, una especie de tortuga de pantano y río en vías de extinción. A pesar de las restricciones de las autoridades ambientales, la comercialización ilegal mueve millones de pesos y miles de tortugas. Este año se decomisaron en promedio unas 10.000 hicoteas.
Las tortugas marinas verde y la Carey, que habitan las costas colombianas, están en peligro crítico de extinción, pues además de consumirlas, los pobladores que viven a la orilla del mar las cazan para comer su carne y transformar su caparazón en artesanías de Carey que se venden en los sectores turísticos.

La tortuga también se utiliza en la medicina tradicional. En Camboya, para el cuidado postnatal y en Serbia se utiliza la concha o caparazón de Hermann como medicina tradicional.

El cambio climático también tiene efectos terribles sobre el desarrollo de ciertas poblaciones. La temperatura del nido determina el sexo de las tortugas. Esto significa que el clima de cambio permanente, caliente o frío, podría llevar a una desaparición de los machos o las hembras: si la temperatura aumenta es probable que nazcan más hembras que machos.

Las tortugas al igual que otras especies en peligro u amenazadas se especifican en un acuerdo internacional firmado en 1973 para proteger a la sobreexplotación de los animales y plantas silvestres llamado CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Flora). También es conocida como "Convención de Washington".
La violación de estas normas, referente al tema de la matanza de tortugas pertenecientes a especies protegidas, expone la cabeza a fuertes sanciones económicas o penas de prisión. Muchas especies de tortugas están en la lista, lo que significa que la posesión, compra o venta de tortugas está prohibida. En Argentina, actualmente, está penado por la ley vender tortugas como mascotas.

Extraído de http://suite101.net/article/23-de-mayo-dia-de-las-tortugas-a54242

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada