ZAO ONSEN.


Es el sitio de aguas termales más antiguo del Japón. Fueron descubiertas en el año 110 d.C.
Pero la estación de esquí Zao Onsen, a poco distancia, tal vez sea más famosa por sus “monstruos de nieve”.

Estos espectrales fenómenos son en realidad pinos Aomori cubiertos de escarcha, la cual dura pegada varios meses.
Los esquiadores usan una pista que atraviesa este fantasmagórico bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada