UNA ESPECIE AMENAZADA.


Son enormes, pero no por eso menos indefensos ante los designios de la destrucción. Los elefantes africanos de la selva parecen estar transitando el mismo camino de los mamuts: el de la extinción. Estos animales, reconocidos recientemente como una especie diferente de elefante, se encuentran seriamente amenazados por dos factores: la caza furtiva y la destrucción de su hábitat.

“No se sabe a ciencia cierta cuántos elefantes de selva quedan, probablemente varias decenas de miles, pero están siendo cazados a un ritmo alarmante”, indica Stephen Blake, un experto en elefantes del Instituto Max Planck de Alemania.

Sin embargo, sería la construcción de carreteras la que más está afectando a la especie. “Las carreteras van directo al corazón de la selva, por lo que le facilitan acceso a los cazadores furtivos”, lamenta Kate Evans, fundadora de la organización Elefantes para África.

Estos animales escaparon relativamente ilesos del llamado “holocausto de marfil” de la era colonial, el cual afectó principalmente a los elefantes de la sabana africana. “Pero la tala y la extracción de recursos los ha ido empujando a territorios cada vez más reducidos, haciéndolos más vulnerables ante los cazadores furtivos” explica también Blake.

La destrucción de su hábitat en busca de madera también los afecta directamente, ya que estos mamíferos necesitan de largas extensiones de selva virgen para pastar.

Por otro lado, cabe mencionar que las tres especies de elefantes que aún existen se han visto confinadas a tres áreas: Asia, la sabana africana, y las selvas del centro de África. Los elefantes asiáticos también se encuentran seriamente amenazados.

POR EL CAMINO DE LOS MAMUTS
Muchos expertos temen que estos animales estén condenados a seguir los pasos de los mamuts. “(Estos) no eran más que una especie de elefante”, explica el profesor Adrian Lister, del Museo de Historia Natural de Londres.

Hasta el final del período Pleistoceno, había millones de mamuts en todo elo planeta, incluyendo el norte de Europa y Norteamérica. Sin embargo, debido al cambio climático, las grandes praderas que les servían de hábitat fueron invadidas por bosques o tundras.

“La reducción de su hábitat forzó a las especies a fragmentarse en grupos más pequeños”, indica el profesor Adrian Lister, del Museo de Historia Natural de Londres. “Es posible que los cazadores humanos también hayan acelerado el proceso de extinción una vez que eran vulnerables”, señala también el experto. Desgraciadamente, muchos especialistas concuerdan en que la historia podría estarse repitiendo.

AGENTES CLAVE
No solo los elefantes necesitan de la selva, esta también requiere de ellos. Esta especie aspira cientos de frutas y luego distribuyen, a través de su deposición, cientos de semillas por toda la selva. Si tenemos en cuenta que estos animales defecan unas 17 veces al día, podremos darnos cuenta del gran impacto que puede tener esto en su hábitat.

Fuente: http://elcomercio.pe/planeta/783556/noticia-camino-extincion-elefantes-selvaticos-especie-seriamente-amenazada
http://www.wwf.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada