PRESENTIMIENTOS



Se llama presentimiento a cierto movimiento interior que hace entrever y presagiar lo que ha de acontecer.
Es el sentimiento o la aprehensión sentimental o afectiva de algún acontecimiento futuro. Se llama también premonición o precognición, palabra que se toma como sinónimo de presentimiento, si bien por su etimología éste connota principalmente el aspecto afectivo del fenómeno, mientras que la premonición indica más bien su aspecto cognoscitivo y en cierta manera su origen de un ser inteligente que daría el aviso o monición anticipada.

De hecho, estos fenómenos, verdaderos o aparentes, van siempre acompañados de cierto matiz afectivo que legitima el uso indiferente de las palabras premonición o presentimiento. Esta noción tiene también muchos puntos de contacto con la adivinación y el pronóstico.

Comúnmente la precognición está asociada a capacidades paranormales y entra dentro de la categoría de fenómenos Psi Gamma. Algunos de los que apoyan la existencia de la precognición mantienen que la mayoría de las veces la precognición que experimenta el individuo no obedece a su voluntad y ocurre de una forma inesperada y espontánea. A nivel místico se asocia a una habilidad espiritual.

No obstante, algunos psicólogos creen que la precognición se trata sólo de una idea que se manifiesta en el sueño, que el organismo "adivina" que ocurrirá. Generalmente se puede deber a que se sueña con el comportamiento de los seres humanos que aparecen en la precognición (por que ya se conoce) y origina un déjà vu por sueño.
La existencia de este fenómeno es rechazada ampliamente por la comunidad científica.

Por fin, el presentimiento tiene mucho en común con la profecía y tal vez coincidiría exactamente con ella en el que caso en que el suceso que se presiente no pudiese ser conocido por medio alguno natural como sería si el suceso futuro no pudiese conocerse en sus causas necesarias ni por conjeturas, por ejemplo, el presentimiento cierto de un futuro libre contingente, cuya verificación no pudiese ser explicada por el azar.

En cuanto a la realidad o existencia del fenómeno descrito, muchos de los casos expuestos encuentran una explicación obvia y natural, ya sea por la conjetura o previsión a que dan lugar los sucesos al considerarlos bajo la luz de la razón y de la experiencia de la vida o por la verificación del presentimiento meramente fortuita, o bien por el estado afectivo especial del sujeto del presentimiento. Estos presentimientos de origen afectivo son sumamente frecuentes y tiene la particularidad de que mientras los que se verifican, tal vez casualmente, quedan indeleblemente impresos en la memoria, en cambio los que no se realizan son relegados al olvido.

Por último, la retrocognición es una variante o derivación de la premonición, también rechazada por la comunidad científica, según la cual un sujeto accede o tiene conocimiento de un acontecimiento pasado por medios no naturales; es decir, que no podrían haber sido conocidos de manera natural. Esto puede ser a través de visiones, sonidos o sensaciones, producidas al tocar un objeto o simplemente tener la premonición, pues se está en presencia de vestigios psíquicos.
Según sus seguidores, se trata de una facultad que se despierta más frecuentemente en estado de hipnosis, aunque también puede presentarse con motivo de algún acontecimiento trascendental en la vida del sujeto.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Premonici%C3%B3n
http://es.wikipedia.org/wiki/Retrocognici%C3%B3n
http://es.wikipedia.org/wiki/Presentimiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada