LA LLEGADA.


El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado.

Recibió una caracola:

-Para que aprendas a amar el agua

Abrieron la jaula de un pájaro preso:

-Para que aprendas a amar el aire

Le dieron una flor al malvón.

-Para que aprendas a amar la tierra.

Y también le dieron una botellita cerrada:

-No la abras, nunca. Para que aprendas a amar el misterio.

Galeano (del libro Las palabras andantes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada