EL CHE CONVERTIDO EN MARCA

Perpetrado por Oskarele.

La imagen que esta visualizando el fotógrafo es la más famosa y conocida de las que se tomaron a Ernesto Guevara, el Che (junto con las de su muerte, tristemente famosas también). Se acabó convirtiendo en un icono no solo de su persona y de la Revolución Cubana, sino de toda una época, aquellos años sesenta, convulsos y revolucionarios en prácticamente todo el mundo. De hecho hoy en día sigue siendo toda una marca que vende “Revolución”, siendo usada en muchos casos en un contexto totalmente paradójico respecto a las ideas de este señor. 


Pues bien, la foto fue tomada por un fotógrafo cubano conocido como Alberto Korda, aunque en realidad se llamaba Alberto Díaz Gutiérrez. Y se realizó el 5 de marzo de 1960, mientras el Che asistía a los funerales por los muertos, entre 75 y 100, en el supuesto atentado terrorista (a manos de la CIA, siempre según el gobierno cubano) al barco La Coubre, un día antes. Habían pasado menos de dos años desde el triunfo de la revolución contra Batista.

Por otro lado Alberto Korda continúo como fotógrafo afín al régimen castrista. La imagen se fue haciendo famosa poco a poco, pero especialmente tras la muerte del Che en Bolivia en 1967. A ello ayudó que un editor italiano, Giangiacomo Feltrinelli se hizo con los derechos para publicar el Diario del Che en Bolivia e imprimió la imagen en un gran póster.

A su muerte, un tiempo después, estos posters se vendieron como rosquillas. Sin embargo, la versión que se vio en las calles de París en Mayo del 68 respondía a la intervención que el artista irlandés Jim Fitzpatrick había hecho poco antes sobre la imagen de Korda. Fitzpatrick contó que recibió la copia de los provos, un grupo de activistas y artistas que la habrían obtenido de manos del mismísimo Sartre. 


De Europa salta ese mismo año, 1968, a los USA, donde apareció, con distintas lecturas, entre los estudiantes radicales de Berkeley, los hippies y los militantes del Black Power, pero también en el arte de gente como Andy Warhol (basado en el de Fitzpatrick) o Paul Davies. 

Entre todos lo convierten en un icono.

Desde entonces se han hecho miles de camisetas, posters, tazas, pegatinas, chapas y demás parafernalia (incluso sale en los billetes cubanos de hoy en día o está tatuado en el brazo de un futbolista argentino…) con esta imagen del difunto guerrillero que, si levantase la cabeza, igual se enterraba de nuevo. 




Korda nunca exigió derechos de autor debido a que compartía los ideales de Guevara. “Como defensor de los ideales por los que el Che Guevara murió, no me opongo a la reproducción de la imagen para la difusión de su memoria y de la causa de la justicia social en el mundo”, dijo. Pero una vez si lo hizo para evitar que la imagen fuese usada para un anuncio de Vodka Smirnoff. En septiembre de 2000 el fotógrafo recibió 75.000 dólares por el uso de su foto.

Korda donó el dinero al sistema cubano de salud y murió dos años después.

Mas info y fuentes por aquí: http://eliana-blogdefoto.blogspot.com.es/2011/02/alberto-korda.html, aquí: http://zonezero.com/kordasche/introsp.html, aquí: http://www.lanacion.com.ar/1137251-el-che-de-korda-icono-de-mil-caras, aquí: http://www.thecitrusreport.com/2008/features/jim-fitzpatrick/, aquí:http://es.wikipedia.org/wiki/Che_Guevara_(fotograf%C3%ADa), aquí:http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Korda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada