EL CABALLERO Y EL DRAGÓN


Perpetrado por Oskarele

Cuenta la leyenda que en la antigua Capadocia (o cualquier otro sitio según las tradiciones locales diferentes) un dragón tenia atemorizados a sus habitantes. Para tenerlo calmada le mandaban cada días dos corderos, pero cuando estos comenzaron a escasear decidieron mandar un cordero y una persona elegida al azar. Pero un día la persona elegida fue la princesa del reino y se cuenta que cuando iba de camino a la cueva del dragón se encontró con el caballero Jorge, que decidió salvarla, matando al dragón con su espada. De la sangre derramada del monstruo brotó una rosa roja, que el caballero le entregó a la princesa. El padre de esta, el rey, agradecido le ofreció enormes riquezas, que Jorge rechazó y pidió que fueran repartidas entre el pueblo.

Los agradecidos ciudadanos abandonan el paganismo y abrazan el cristianismo. Además, se construyó una iglesia en su nombre, de la cual brotaba un agua milagrosa que era capaz de curar a los enfermos.
Esta leyenda, que surge en el siglo IX, se entiende por toda Europa rápidamente: Jorge se convirtió en el protector de los cruzados en la conquista de Jerusalén . Como soldado de Cristo, se convirtió en patrón de los caballeros y soldados, y en protector de algunas órdenes religiosas militares, como la Orden Teutónica (siglo XII) o los templarios.
Pero ya antes se veneraba a San Jorge como mártir cristiano: un soldado romano y cristiano, que el 23 de abril del 303 fue decapitado frente a las murallas de Nicomedia, como consecuencia del edicto de Diocleciano de perseguir a los cristianos.

Sea como sea, la leyenda de Jorge y el Dragón se convirtió en algo sumamente popular y extendido durante el Medievo en muchos lugares: Alemania, Francia, Hungria, Grecia, Portugal, Inglaterra (donde el rey Eduardo III de Inglaterra (rey de 1327 a 1377), conocido por promover el código de la caballería, fundó en 1348 la Orden de la Jarretera y nombró a Jorge como su santo patrono) y, por supuesto, Castilla y Aragón.

Será principalmente aquí, en la Corona de Aragón, donde se desarrolle el culto a San Jorge, que ayudó supuestamente en varias batallas importantes. Jaime I el conquistador cuenta que en la conquista de Valencia apareció el santo: “Se apareció San Jorge con muchos caballeros del paraíso, que ayudaron a vencer en la batalla, en la que no murió cristiano alguno”. Más tarde, el rey Jaime cuenta de la conquista de Mallorca que “según le contaron los sarracenos, éstos vieron entrar primero a caballo a un caballero blanco con armas blancas”, que él identifica con Jorge.

San Jorge se convertirá en patrón del Reino de Aragón desde mediados del siglo XV, durante el reinado de Juan II de Aragón y Navarra, que lo nombra patrón del Reino y de la Diputación del General, principal institución foral en caso de no estar convocadas las Cortes.

Así, hoy en día, el 23 de abril es el día de la festividad de Aragón, pero también es el día de Cataluña, cuyo patrón también es San Jorge (Sant Jordi), donde además la fiesta se ha convertido con el tiempo en el día de los enamorados: el enamorado regala a la amada una rosa roja. Más tarde se generalizó la costumbre de que, como contrapartida, las mujeres regalaran un libro a sus amados… algo que parece estar relacionado con el enterramiento y fallecimiento respectivamente de dos grandes de la literatura: Cervantes y Shakespeare (por esto la Unesco declaró en 1996 el 23 de abril como Día Internacional del Libro )

Así que feliz día, catalanes, aragoneses y a todos los demás que tengan como patrón a San Jorge.

IMAGEN DE HUGO VLAD PUBLICADA EN NUESTRA OTRA PÁGINA, MQMP:https://www.facebook.com/pages/M%C3%A1s-que-1000-palabras/219800211438320.

Mas info y fuentes por aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_San_Jorge, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_de_Capadocia, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_Sant_Jordi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada