CRÁNEOS DE CRISTAL 1/2.LA OTRA REALIDAD. Horas de estudio. Horas de recreo

bymoser

Horas de recreo: El monográfico especial nº10 de MAS ALLA fechado en septiembre de 1994 con el titulo de GRANDES ENIGMAS DE EUROPA Y AMERICA y comercializado al nacional precio de 500 pesetas, contaba para su portada con la imagen de un cráneo humano de cristal levitando sobre dos manos en actitud de ofrenda.

“aquellas maravillosas calaveras de cristal”

Este fin de semana podría haber hecho cualquier cosa útil; olvidarme de q existo; cualquier cosa; sin embargo flaco de argumentos para el descanso, tomando por salida la trinchera, mi voluntad se ha visto diluir y mi animo abandonado seducir por la fragancia-recuerdo de la melancólica-fantástica de la sangre derramada por la cuchilla de lo imposible rajando lo tierno.

He andado desparramado con el tema, pidiéndole al padrino referencias, documentación; era perentoria una aproximación paloque del evento legendario; más allá de esta realidad existió otra q aun ronda paralela donde estos cráneos, su misterioso origen, su inexplicable manufactura, eran todos datos relevantes q anunciaban revelaciones trascedentes.


Hablo de la Calavera del Destino, del destino q nos aguarda una vez reunidas las 13, demostrada la integridad moral de la humanidad, más allá del 5ºsol, vendrán a esclarecer la verdad de la Atlántida. De leyendas, de profecías, de rumores. Hablo de la calavera de Sha Na Ra encontrada por Nick Nocerino mediante técnicas psíquicas, de la de Shi Ting Er, de la Oceana, de ET en manos de Broma Von Dietan, Broma, de Baby Luv, del Centro de Investigaciones de los Misterios Mundial pero también estudios científicos, del Museo Británico y de la omisión por decreto. Hablo del pulido del cristal roca, de extrañas luces y demasiadas sombras, de falsarios, de Eugene Boban, de cráneos o calaveras, de informaciones vagas y sentencias gratuitas; de que si te quedas fijamente mirando sus ojos veras nítidas imágenes de un pasado remoto grabadas en el cristal.

El padrino Osk anda a la caza de falsarios, cansado de charlatanes y cuentistas, pero también un tanto escaso de fantasía; decepcionado de los resultados alcanzados en sus antiguas y recientes búsquedas a través del misterio se mostraba un tanto reacio a darme mucha coba con el tema como previendo un final tan oscuro e incierto como lo era el comienzo – mira unos pocos artículos y elabora algo, sin demasiados datos… y ya lo completas con tus ideas. Así en tu rollo- me decía

El tema es el siguiente: andan por el mundo danzando un puñado de extrañas calaveras; en su mayoría realizadas en cuarzo y de procedencia centroamericana, su datación, origen y manufactura son motivo de debate desde principios del SXX; el desconocimiento como el vacio tiende a llenarse, pero no necesariamente de conocimiento sino de mas desconocimiento y asi, de la parte el todo; de cualquier dato cada cual concluye su máxima; artefactos mágicos o meras falsificaciones. 


Horas de estudio

Más de una decena, 13 incluso, como correspondería a la supuesta leyenda, conformarían el núcleo duro de las calaveras imposibles; 3, 4 son las más conocidas y han sido objeto de una mayor atención e investigación.

Son la conocida como del destino o de Mitchell-Hedges, por su supuesto descubridor, otra muy similar expuesta en el British Museum, una tercera, la más grande, en posesión del Instituto Smithsoniano y podemos añadir una cuarta, expuesta en Paris.

En principio compradas y expuestas como muestras de la cultura precolombina, la ausencia de datos fiables referentes a su obtención, algo q casi podemos aplicar al total, así como su manifiesta discrepancia con respecto al resto de lo conocido, han terminado por desplazarlas al epígrafe de lo desconocido o del disparate.

Han sido sí, objeto de diferentes estudios en manos de instituciones científicas; conocidos son los análisis efectuados por HP en los 70 y, más recientemente, los realizados a mediados de los 90 por el propio Museo Británico, pero e la sempiterna piedra, ampolla entonces, de esta búsqueda; el sesgado y bravo océano de omisión e incertidumbre q amenaza cada sentencia referida a este asunto; los estudios apenas si cuentan con un par de cráneos.

De lo descubierto en los 70 sobre la Mitchell-Hedges y q terminó por hacer despuntar la leyenda, son las particularidades en su ejecución, desde luego y esto también lo podemos extrapolar a otras varias, se desconoce la técnica empleada, son irreproducibles incluso por métodos modernos, contando además con un tipo de corte en contra del eje natural de la piedra q sería absolutamente contraindicado; fruto aparente de una inexplicable solidificación de un imposible cuarzo liquido. 


Sin marcas de herramientas se especula con una erosión manual por medio de arena de diamante pero lenta, tan lenta q dicen los expertos llevaría no menos de 100 años. Desde luego no se parecen a nada conocido.

Los noventa nos traen las hombreras o se las llevan, no termino de tenerlo claro, y nuevos estudios cuyas conclusiones por cierto solo han sido parcialmente filtradas; además el British solo estudia la suya y la del Smithsonian y no la de M-H.

Descubrirán, en las primeras entonces, marcas de herramientas circulares en la ejecución de los dientes de lo q se deduce una ejecución probablemente europea y muy posterior a lo q aconseja la leyenda; mediados del sXIX; algo q refrendarían los restos de coridon, un abrasivo moderno, encontrados en una incisión de la smithsoniana destinada a introducir una cruz probablemente. Yo subrayaría dos aspectos al respecto y por demás omitidos; “solo en los dientes” siendo el silencio lo común al resto y la posibilidad de la contaminación en el caso del coridon pues solo se encuentra en un agujero, q nada contradice, pueda ser una adición posterior.

En cualquier caso poco concluyente lo dado a conocer; en cualquier caso cada cráneo requiere su explicación, sino, sería algo así como deducir q tu chaqueta es de cuero falso pq la mía lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada