UNA CATEDRAL VEGETAL.


A las 10:30 de la mañana del sábado 4 de septiembre del 2010, los habitantes del piueblo de Oltre il Colle, Bérgamo (Italia), estaban invitados a un insólito acto oficial. Se trataba de la inauguración de una sorprendente y original obra arquitectónica, la Cattedrale Vegetale e dei sentieri dei Fiori e delle Farfalle.

¿Una catedral en nuestros días? Si ya es raro oír algo así, más aún al ver sus características. Como su propio y pomposo nombre indica, no es un edificio normal sino vegetal, realizado con los troncos de 1.800 abetos, 600 ramas de castaño y 6.000 metros de ramas de avellano para conmemorar que 2010 fue el Año de la Biodiversidad Biológica.

Situado en la cima del monte Arera, a 1.345 metros de altura, tiene 5 naves apoyadas sobre 42 pilares pero nada más por el momento, ya que debe ir cubriéndose de forma natural con vegetación a partir del crecimiento de las 40 plantas de haya colocadas en esa estructura abierta sin techos ni paredes. Al culminar su ciclo alcanzará casi 29 metros de longitud, de 5 a 21 de altura y 25 de ancho, con una superficie de 650 metros cuadrados.

Giuliano Mauri es el artista que concibió este monumento vivo cuya construcción debe terminar la propia Naturaleza. Mauri nació en Lodi Vecchio y su obra se caracteriza por la interacción con el paisaje y el entorno natural, empleando los recursos que éste ofrece y aprovechando sus ciclos de crecimiento.

Extraído de http://eco.labrujulaverde.com/arquitectura/inaugurada-en-italia-una-catedral-vegetal/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada