TED BUNDY. UN PSICÓPATA PURO. PARTE 2/2. EJECUTADO.

Perpetrado por Oskarele

Como vimos en la entrega anterior de este artículo, Ted Bundy fue detenido, juzgado y condenado en 1975 por el secuestro de una chica que consiguió escapar y librarse de ser asesinada. Hasta ese momento había matado a más de veinte jóvenes universitarias, crímenes de los que era sospechoso, pero de los que aun no se tenían pruebas contra él. Pero pronto la policía de Colorado las encontró en su coche y entre sus pertenencias. Bundy podía estar relacionado con otros casos que se estaban investigando en los estados de Utah, Colorado y Washington. Finalmente se levantan cargos contra él en octubre de 1976.

Durante los preparativos de su segundo juicio, Bundy despidió a sus abogados y decidió defenderse él mismo, por lo que se le permitió visitar la Biblioteca de la Corte de Aspen (Colorado). El 7 de junio de 1977 consigue escapar. Bundy salta desde la ventana de la biblioteca, lesionándose el tobillo, y logra eludir a la policía durante 6 días, hasta que fue de nuevo detenido en las montañas de Aspen.

De nuevo en prisión, en la cárcel Glenwood Springs, comenzó a planear una nueva huida. Pagó 500 dólares por una hoja de sierra, e hizo una agujero en el techo de su celda, de unos treinta centímetros, durante meses de trabajo, por el que escapó gracias a que había perdido mogollón de peso. Lo hizo un 30 de diciembre, con la mayor parte del personal de la cárcel de vacaciones de Navidad, al igual que muchos presos. Consiguió llegar a la habitación del carcelero jefe, que estaba justo encima de su celda, se puso ropa de este que estaba en su armario y consiguió salir por la puerta de entrada sin el mas mínimo problema.

Hasta la mañana siguiente, pasadas 15 horas, no se dieron cuenta de su desaparición. Para entonces Bundy ya estaba en Chicago, desde donde se marchó hasta Tallahassee, Florida, donde llegó el 08 de enero de 1978. Allí alquiló una habitación en una pensión con el seudónimo Chris Hagen, muy cerca de Universidad Estatal de Florida. Para buscarse la vida se dedicó a robar, ya que para trabajar tenía que aportar documentación. 


Una semana después, durante la noche del 14 al 15 de enero de 1978, entró en la casa de la Hermandad Chi Omega, en el campus universitario. Asesinó a dos chicas, violando además a una de ellas, y dejó herida a dos más. Pero no terminó aquí la noche: no muy lejos de allí atacó a otra chica más, que se salvó gracias a los vecinos que escucharon ruidos extraños y alertaron a la policía. Cuando esta llegó encontraron a la chica inconsciente, pero viva, y una gran cantidad de evidencia. Pero Bundy no era conocido en ese estado, así que no se levantó sospecha en torno a él.

El 9 de febrero de 1978 secuestró a Kimberly Leach, de 12 años, en Lake City. Una amiga suya narró a la policía que la había visto subirse a una camioneta blanca con un hombre del que no pudo aportar más datos. Ocho semanas después se encontró, en Florida, el cuerpo de Kimberly. Fue su última víctima. Y tras dejar limpia la habitación de la pensión en la que se alojaba en Tallahassee, robo un Volkswagen y huyó, hasta que fue detenido por una patrulla de policía que se percató de que era un coche robado, tres días después de su último crimen. No sabían que habían detenido a uno de los criminales más buscados por el FBI.

De nuevo fue juzgado y de nuevo se defendió él mismo. La expectación en esta ocasión fue máxima, hasta el punto de ser el primer proceso en ser televisado a nivel nacional en los Estados Unidos. Parece ser que se le ofreció aceptar una condena de 75 años a cambio de reconocer los dos asesinatos que había cometido en la Hermandad Chi Omega, por los que se le estaba juzgando, pero se negó. No quiso someterse y decir públicamente que era culpable. Finalmente el 24 de julio de 1979 fue condenado a pena de muerte.

Seis meses más tarde un segundo juicio tuvo lugar en Orlando por el secuestro y asesinato de Kimberly Leach. Fue nuevamente declarado culpable a muerte, a pesar de estar ya condenado.

En ambos juicios Bundy era visto como la real encarnación del mal, casi el demonio en persona. Miles de pesadillas giraban en torno a la imagen de este despiadado asesino. Pero, inexplicablemente, también fue apoyado por un grupo de jóvenes "fans" que reclamaban su inocencia ante las puertas del Juzgado. Curiosamente, durante el segundo juicio, Bundy se aprovechó de una oscura ley de Florida que establece que una declaración de matrimonio de en el tribunal, en presencia de un juez constituye un matrimonio legal. Así, le pidió casarse a su novia en ese momento, Carole Ann Boone, a quien había conocido por carta y que se había mudado a Florida para estar cerca de él, además de testificar a su favor en los dos juicios. Ella aceptó, y Bundy declaró a la corte que reconociese el matrimonio...

El 10 de febrero 1980 Bundy fue condenado a muerte por electrocución por tercera vez. Por crímenes anteriores.


En octubre de 1982 Boone dio a luz a una hija y le puso de nombre Bundy, como su padre. El criminal fue padre estando en prisión, y condenado a muerte.

Increíble.

Bundy, mientras, siguió proclamando su inocencia y metódicamente agotó sus apelaciones. Consiguió además aplazar varias veces su ejecución, propuesta para varias fechas de 1986. Incluso, con la idea de conseguir aplazar aun más la sentencia, le confesó al doctor Bob Keppel, jefe de investigadores del Departamento de Justicia de Washington con quién había colaborado tiempo atrás en la búsqueda de Gary Ridgway (asesino en serie conocido como The Green River Killer), algunos de los lugares en donde guardaba los restos de unas cuantas de sus víctimas. En su casa fueron descubiertas algunas de las cabezas de sus víctimas.

Además, poco a poco, comenzó a revelar datos y detalles de sus crímenes y de sus pensamientos enfermizos, gracias a la astucia de dos periodistas, Stephen Michaud y Hugh Aynesworth, que se ganaron su confianza. Aceptó contar sus crímenes en tercera persona, para que no pudieran implicarlo (ante la policía o el juez nunca reconoció nada).

Contó su afición a robar por robar, por el mero acto de poseer algo que quiere: “se trataba en realidad de poseer lo que fuera que había robado. Me gustó mucho tener algo que yo había querido y tomarlo. La posesión resultó ser un motivo importante para la violación y el asesinato también”… El asalto sexual (dijo) cumplió con su necesidad de "totalmente poseer" a sus víctimas. “La posesión final fue, de hecho, la toma de la vida” y luego “la posesión física de los restos”

También reconoció, como comentábamos en la primera parte del artículo, haber matado muchas más mujeres y antes de las que se conocían.

En julio de 1984 los guardias de Raiford encontraron dos hojas de sierra escondidas en la celda de Bundy. Una barra de acero en una de sus ventanas había sido cortada. Lo tuvieron que cambiar de celda.
El 17 de enero de 1989, obtuvo la fecha definitiva: Iba a ser ejecutado una semana después. Intentó de nuevo escaquearse con la promesa de mas confesiones, pidiendo una prórroga de tres años más. Apeló incluso a los familiares de las víctimas no encontradas para que pidiesen la ampliación del plazo a cambio de proporcionar los datos de donde estaban. Todas las familias se negaron.

Los analistas estimaron que el número de víctimas podría fácilmente rondar las 100 mujeres, muy lejos de los conteos oficiales de alrededor de 36.

En su último día llamó a su madre y rechazó su última comida. En la víspera de su ejecución, habló de suicidio: “No quería darle al Estado la satisfacción de verlo morir” dijo uno de los abogados acusadores.
Fue electrocutado el 24 de enero de 1989 y declarado muerto a las 07:16 de la mañana. Varios centenares de personas cantaron, bailaron y lanzaron fuegos artificiales en un campo cercano a la prisión cuando la ejecución se llevó a cabo.


“...Nosotros los asesinos seriales somos sus hijos, somos sus esposos, estamos en todas partes. Y habrá más de sus niños muertos mañana.” Ted Bundy

Mas info y fuentes por aquí: http://en.wikipedia.org/wiki/Ted_Bundy, aquí:http://es.wikipedia.org/wiki/Ted_Bundy, aquí: http://www.asesinos-en-serie.com/Ted_Bundy/Ted_Bundy.php, aquí: http://www.asesinatoserial.net/bundy.htm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada