LOS SIMPSON Y LA MASONERÍA

Perpetrado por Oskarele

En el capítulo 12 de la sexta temporada de Los Simpson, la genial serie animada creada por Matt Groening, emitido en 1995, se hace una genial parodia de las tan de moda ideas conspiranoicas que pretenden argumentar que existe un gran complot de los masones para dominar el mundo, algo que no es tampoco nada nuevo pues nuestro propio dictador, F.F., mediocre donde los haya, estaba obsesionado con ese “contubernio judeomasónico” que quería hacerse con el poder. Pues bien, en este capítulo de Los Simpson, maravilloso y genial como tantos otros, titulado “Homer the Great” (Homer el Grande, en clara alusión a Alejandro Magno, Alexander the Great en inglés), el mundo está dominado por una sociedad secreta conocido como los “Stonecutters” (los canteros), clara alusión, ya veremos por qué, a la masonería.

Antes de nada, mencionar que desde algunos medios aficionados a las conspiraciones, con una notable escasez de rigor, se ha dicho que este capítulo es una apología del NWO, de los masones, los Illuminatis y demás parafernalia new age. Hay que ser cerraico y cabezón, porque si se ve con atención, se critica tanto a unos, los masones, como a los otros, los conspiranoicos.

En este capítulo Homer se entera de que sus colegas Lenny y Carl tienen una serie de privilegios especiales, como plazas de aparcamiento y sillones vibradores, y que esto se debe a que son miembros de una antiquísima sociedad secreta. Son “Canteros”. Homer quiere unirse al club, pero para ello ha de ser hijo de un miembro o tiene que salvarle la vida a uno de ellos. Y efectivamente, su padre, Abraham Simpson, era cantero, así que es admitido y comienza a gozar de los privilegios que ansiaba, como una carretera escondida y sin tráfico para ir al trabajo, y animadas reuniones en el cuartel general del grupo.

Pero como viene a ser normal en nuestro querido protagonista animado, Homer la acaba cagando, ya que durante una cena no se le ocurre una mejor idea que limpiarse las manos con el Pergamino Sagrado de la sociedad como si fuese una servilleta, dejándolo hecho polvo. Es expulsado y castigado, pero justo en ese momento descubren que Homer tiene en su cuerpo una marca de nacimiento con la misma forma del emblema de los Canteros, la cual lo identifica como "El Elegido", quien, según estaba predicho, llevaría a los Stonecutters hacia la victoria.



A partir de entonces será idolatrado por los dichosos Stonecutters, algo que en un principio le gusta pero que termina hartándole. Con la ayuda de Lisa comienza a hacer buenas acciones para la comunidad gracias a su Poder, pero esto no es del agrado de los demás canteros, que terminan creando una logia alternativa, los No-Homer, para librarse de él.

Homer, jodido por el rechazo, es consolado por su mujer, Marge, que le alivia diciéndole que pertenece a un club aun más exclusivo, la familia Simpson, con solo cinco miembros. Eso sí, para aceptarlo tiene que pasar también un rito: recibir cachetadas con unas tablas de madera. Homer llora mientras es golpeado, y exclama: "¡Espero que el club lo valga!".

Al famoso Club de los Canteros pertenecen todas las eminencias y poderosos de Smallville, incluidos el propio Seymour Skinner, el director del colegio, Montgomery Burns, el magnate dueño de la central nuclear, el jefe de policía Clancy Wiggum o el propio Krusty el Payaso. 



En la famosa escena musical donde se interpreta la genial canción “We Do” (nosotros –lo hicimos), aparecen además otros personajes curiosos y significativos: se puede ver también a un alienígena del tipo hombrecillo verde, a Steve Guttenberg (actor comico de los ochenta venido a menos), Adolf Hitler (con el número 666), un hombre disfrazado como un huevo o el actor británico Patrick Stewart, que interpretó el papel de Gran Maestre. Los miembros del Consejo Mundial de los Stonecutters son: George H. W. Bush, Jack Nicholson, Orville Redenbacher y Mr. T….

Obviamente el capitulo es una sátira tanto de la Masonería como de las conspiraciones que giran en torno a ella. El nombre, como decíamos, Stonecutters (cantero, picapedrero), es una clara referencia a los orígenes de la masonería, que se remonta a los antiguos constructores de catedrales del Medievo, que a su vez, según los propios masones, beben de tradiciones antiquísimas de constructores, remontándose hasta la propia época de los faraones egipcios.

Pero además aparecen en el capitulo muchos de los símbolos clásicos de los masones: la escuadra y el compás, el sol y la luna, el Ojo de la Providencia… pero también hay una referencia clara a Skull And Bones, una sociedad secreta con sede en la Universidad Yale, en New Haven, Connecticut, EE. UU, cuya sede, conocida como “The Tomb” (la tumba) es homenajeada en el episodio como pueden ver en las fotografías adjuntas.



Además, los Canteros están en posesión de numerosos secretos, algo también característico de los masones, como por ejemplo, un objeto similar al Arca de la Alianza en el que, cuando se quema la ropa interior de Homer, se ven varios espectros, como en la conocida escena de En Busca del Arca Perdida. Otra referencia cinematográfica, pero también masónica, clave, es el parecido que se produce cuando Homer es reconocido por la marca de nacimiento con la genial obra “El Hombre que pudo Reinar”, un peli de John Huston basada en la obra de un insigne masón, Rudyard Kipling.

Pero sin duda la referencia más maravillosa y sarcástica es la genial canción “We Do”, el himno de los canteros, que hace referencia a los supuestos conocimientos y poderes en la sombra de los masones y a muchas de las ideas típicas de los conspiranoicos obsesionados con illuminatis y el Nuevo Orden Mundial (Atlántida, OVNIS, Coches eléctricos…) La canción no tiene desperdicio, por eso os la dejo aquí entérica, porque es, sin duda, genial y enormemente irónica (de hecho sus autores, John Swartzwelder y Alf Clausen, fueron nominados para el Emmy en la categoría Mejor música y letra por la canción).

Who controls the British crown?
Who keeps the metric system down?
We do, We do.

Who keeps Atlantis off the maps?
Who keeps the Martians under wraps?
We do, we do.

Who keeps back the electric car?
Who makes Steve Guttenberg a star?
We do, we do.

Who robs cavefish of their sight?
Who rigs every Oscar night?
We do, we dooooooo.



Traducción:

“¿Quién controla la corona británica?
¿Quién prohíbe el sistema métrico?
¡Nosotros! ¡Nosotros!

¿Quién Mantiene la Atlántida fuera de los mapas?
¿Quién oculta los ovnis?
¡Nosotros! ¡Nosotros!

¿Quién quiere retrasar el coche eléctrico?
¿Quién convirtió a Steve Guttemberg en una estrella?
¡Nosotros! ¡Nosotros!

¿Quién roba con guante blanco?
¿Quién manipula los Oscars?
¡Nosotros! ¡Nosotros!

¡Increíble!, aquí la podéis oír en castellano: http://www.youtube.com/watch?v=cg5ZY3JpMXc%2Cy aquí en la versión original: http://www.youtube.com/watch?v=dSpOjj4YD8c.

Mas info y fuentes por aquí: http://www.cabronos.es/2007/04/momentos-musicales-de-los-simpson-los.html, aquí: http://oliverteller.blogspot.com.es/2009/10/patinazo-de-los-teoricos-de-la.html, aquí: http://www.actualidadsimpson.com/episodios/temporada-6 y aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Homer_the_Great

2 comentarios:

  1. Es genial tu analisis sobre este capitulo de los Simpsons, muchas gracias por toda la informacion detallada :)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo, sin ser ningún conspiranoico y con la única preocupación de sobrevivir y cuidar de mi familia, opino que la panda de usurerors y comerciantes que domina el mundo con Su sistema económico, junto con la programación mental de toda la enferma e infantilizada población occidental ha alcanzado tal cota de éxito, que se pueden permitir hablar explicitamente de una realidad que de alguna forma sucede, pero que pasa inadvertida entre las toneladas de información, telenoticias, guerras, deportes, política, injusticia social y todas las mentiras apoyadas siempre en los medios de comunicación (en las pantallas en las que todas las personas, desde los 4 o 5 años, tienen las narices metidas.).

    ResponderEliminar