IDUNA. DIOSA DE LAS MANZANAS y LA FERTILIDAD.

Mitología nórdica.

Iðunn (cuyo posible significado sea "siempre joven" ) es una de las Ásynjur (diosas) de la mitología nórdica. Iðunn sólo aparece en la Edda poética, compilada en el siglo XIII de antiguas fuentes tradicionales, y en la Edda prosaica, escrita en el mismo siglo por Snorri Sturluson.

En ambas fuentes, se la describe como la esposa del dios escáldico Bragi, y en la Edda poética se le da también el rol de guardiana de las manzanas que dan a los dioses eterna juventud. Varias teorías rodean su figura, y uno de los montes de Venus, Idunn Mons, fue nombrado por ella.

El nombre Iðunn ha sido explicado varias veces con el significado de "siempre joven", "rejuvenecedor", o "el rejuvenecimiento".

Como el moderno alfabeto inglés carece del carácter Eth, Iðunn es a veces escrito en inglés como Idun, Idunn or Ithun. El sufijo -a es a veces aplicado para denotar la feminidad, lo que resulta en formas tales como Iduna y Idunna.

Algunas de las distintas historias que han perdurado respecto a Iðunn se centran en sus manzanas rejuvenecedoras.
La erudita H. R. Ellis Davidson las relaciona con prácticas religiosas del paganismo germano. Señala que se encontraron canastas de manzanas en el sitio de entierro del siglo IX del barco de Oseberg en Noruega, y que también se han encontrado frutas y nueces en tumbas de los pueblos germánicos, en Inglaterra y el continente europeo que podrían tener algún significado simbólico, y también que las nueces son todavía reconocidas como símbolo de fertilidad en el sudoeste de Inglaterra.

Davidson denota una conexión entre las manzanas y los Vanir, una tribu de dioses asociados a la fertilidad dentro de la mitología nórdica, citando un ejemplo en donde Skirnir, actuando como mensajero del dios mayor de los Vanir Frey en las estrofas 19 y 20 de Skírnismál, le da once “manzanas de oro” a Gerðr para cortejarla,.

En Skírnismál, Gerðr menciona al asesino de su hermano en la estrofa 16, lo que, declara Davidson, ha llevado a ciertas sugerencias sobre una posible conexión entre Gerðr e Iðunn, ya que son similares en este sentido. La erudita inglesa también observa una mayor conexión entre la fertilidad y las manzanas dentro de la mitología nórdica; en el segundo capítulo de la Saga Volsunga, cuando la diosa mayor Frigg manda al rey Rerir una manzana luego de que éste haya rezado a Odín por un hijo, el mensajero de Frigg (disfrazado de cuervo) deja caer la manzana sobre su regazo cuando se sienta sobre un túmulo. Cuando la esposa de Rerir se come la manzana, queda embarazada por seis años y su hijo debe nacer por cesárea.

Davidson también señala la frase “manzanas de Hel”, usada en un poema del siglo XI por el escaldo Thorbiorn Brúnarson. Afirma que esto puede implicar que las manzanas hayan sido pensadas por el escaldo como la comida de los muertos. Más allá, también apunta que la diosa germana Nehalennia a veces es representada con manzanas, y que además existen paralelos con antiguas historias irlandesas. Davidson afirma que mientras que el cultivo de manzanas en Europa del Norte se puede rastrear hasta los tiempos del Imperio romano y provino del oriente próximo, la variedad de manzanos nativos de Europa del Norte dan frutos más pequeños y amargos.
Concluye que en la figura de Iðunn "debemos tener un vago reflejo de un viejo símbolo: aquel del de una diosa guardiana de la fruta de otro mundo que da vida."

Imagen: "Idun y las manzanas" (1890) por J. Doyle Penrose

Fuente: WIKIPEDIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada