SINDROME DE ASPERGER. “¿ES IRONÍA?”



Perpetrado por Oskarele

En 1944 un pediatra y psiquiatra austriaco, Hans Asperger, describió un curioso síndrome que, años después tomó su nombre, en reconocimiento a su gran trabajo, pero que él, en un principio, llamó como “psicopatía autista”, término que no gustaba mucho por la asociación, lógica, con individuos de personalidad antisocial. Propuso un patrón resumido que incluía, entre otros síntomas, una “ausencia de empatía, reducida habilidad para las relaciones sociales, conversaciones solitarias, un profundo arraigo a un interés especial y movimientos torpes”, en sus propios términos. Sin embargo, los trabajos de Hans Asperger se extraviaron durante el incendio de su clínica y sus investigaciones permanecieron ignoradas por la comunidad psiquiátrica, hasta que fueron retomados en los noventa, cuando fue incorporado el síndrome al DSM-IV ( Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su cuarta edición)

54 años después de que Asperger publicara por primera vez acerca del trastorno.

Viene a ser una discapacidad social, de aparición temprana, que conlleva una grave alteración en el procesamiento de la información que se recibe del “exterior”. Este trastorno, que se considera congénito y no curable, puede ser detectado a partir del cuarto año de vida.

Suelen tener una inteligencia normal, aunque en algunos casos es superior a la media, pero tienen un gran problema: la incapacidad para reconocer las señales no verbales o paralingüísticas en una conversación (lógicamente, tampoco pueden generarlas o emitirlas). Esto les crea enormes dificultades para interpretar, por ejemplo, las ironías, los dobles sentidos, los juegos de palabras, el sarcasmo, etc… y por lo tanto tienen graves problemas para la interacción social y para entender los sentimientos y emociones ajenas… y a la vez los dota de un extraño comportamiento que va desde la arrogancia a lo gracioso o lo “raro”.

En definitiva interpretan y usan literalmente el lenguaje, en todas sus variedades.

También suelen tener dificultad para mantener el contacto ocular (lo que ahonda aun más los problemas de comprensión y empatía), una marcada inflexibilidad en la conducta, una atención especial por los detalles sin importancia (casi obsesivamente), un perfeccionismo y metodismo excesivo...

Suelen mostrar además un inusitado interés limitado hacia un único tema o a una muy reducida variedad de temas de permanencia variable. Esto lleva a que en esos temas en cuestión sean auténticos portentos, desarrollando un talento muy superior, eso sí, circunscrito a esos temas. Se especula que, a modo de ejemplo, el genial Leonardo Da Vinci padeciese este síndrome, pues presentaba muchas de las características de este tipo de comportamiento. A causa de este fenómeno, Hans Asperger llamó a sus jóvenes pacientes "pequeños profesores", debido a que pacientes de tan solo trece años de edad conocían su área de interés con la profesionalidad de un profesor universitario.

Todo esto lleve a una discapacidad social que les impide empatizar (reconocer los estados emocionales ajenos) y comprender al “otro”, pero también les crea dificultades para comprender la convención y el protocolo social, manifestándose en conductas atípicas o inadecuadas. Y al tener problemas para captar los dobles sentidos y las ironías, tienen graves problemas para comunicarse con los demás fluidamente.

Un ejemplo igual nos ilustra: imaginen a una profesora que regaña a un niño con Asperger porque no contesta a una pregunta, diciéndole “¿te ha comido la lengua el gato?”. El niño no entenderá la ironía, y tratará de decidir si debe explicar que no tiene gato, y que, aunque lo tuviese, los gatos no suelen comer lenguas humanas.

En definitiva no comprende el sentido figurado de la pregunta.

El niño o adolescente con Asperger con frecuencia se siente confundido porque no es capaz de comprender en qué se equivocó o por qué razón es rechazado por los demás. El resultado de dichos rechazos suele derivar en problemas de depresión, ansiedad, nerviosismo, resentimientos, ira, conductas antisociales, obsesivas y agravamiento de conductas inapropiadas, con el consecuente aislamiento social. Los afectados en edad preadolescente y adolescente suelen ser víctimas de marginación y acoso escolar por sus compañeros de estudios, por lo que esta circunstancia dificulta su integración social futura y su avance en las escuelas.
Las personas con síndrome de Asperger, como consecuencia directa de la dolencia, suelen ser muy buenos en razonamientos lógicos (matemáticas, física, ajedrez), pues son tremendamente racionales, tienen una memoria extraordinaria, son habilidosos en el reconocimiento de patrones… pero también suelen ser buenos escritores, ya que son muy cuidadosos eligiendo las palabras que significan exactamente lo que quieren decir.

Para entender un poco, salvando las distancias, las dificultades que tienen los que padecen este síndrome para entender los dobles sentidos, las ironías y el lenguaje no verbal, podemos encontrar un paralelo en las conversaciones que se dan en los foros de internet: cuando hablamos por facebook o por chat no puedes ver la cara ni escuchar la entonación de la persona que se está comunicando contigo (salvo cuando se utilizan webcams). ¿Cómo sabes si lo que te acaba de decir la otra persona lo dice en tono de reproche o en broma? Él puede que lo dé por asumido y no lo aclare y tú, tan sólo con el contexto, no sepas por dónde van los tiros. Para ello son muy útiles los emoticonos y cosas como “modo ironía ON”.
Imagínense que esa dificultad para comunicarse la tuviesen en la vida “real”.

El genial personaje de la serie de televisión “The Big Bang Theory”, Sheldon Cooper, es un prototipo de una persona con este síndrome: interpreta el lenguaje literalmente, no entiende bromas, ni sarcasmos ni dobles sentidos, tiene estrictas rutinas diarias, dificultad para socializar y aparente indiferencia emocional por los demás, además de no mostrar atracción sexual por hombres o mujeres.

Mas info y fuentes por aquí: http://www.soitu.es/soitu/2008/02/01/salud/1201877633_269341.html, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Asperger, aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Hans_Asperger, aquí: http://www.asperger.es/, aquí: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001549.htm y aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Sheldon_Cooper.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada