“SE ME PONEN LOS PELOS COMO ESCARPIAS”

Perpetrado por Oskarele

Imagino que alguna vez habéis escuchado la expresión que da título a este post. Por si acaso no es así, viene a querer decir “se me ponen los pelos de punta”, algo que suele suceder cuando nos enteremos de alguna noticia o suceso terrible o emocionante o cuando vivimos alguna experiencia. Así puede usarse ante un hecho negativo (“he visto un accidente de tráfico horrible. Se me ponen los pelos como escarpias de recordarlo”) o ante un hecho conmovedor sin connotaciones negativas (“cada vez que escucho la Novena Sinfonía de Beethoven se me ponen los pelos como escarpias”)

El caso es que esto en realidad responde a un mecanismo fisiológico ya que, ante el miedo o la sorpresa, el cuero cabelludo sufre unas contracciones que provocan que los pelos sufran un leve erizamiento.

Por otro lado, decir que las escarpias, según el DRAE son unos “Clavos con cabeza acodillada, que sirven para sujetar bien lo que se cuelga”. Lo que vienen a ser unas alcayatas de toa la vida…


Mas info: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&LEMA=escarpia, aquí: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&LEMA=escarpia,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada