LOS ORIGENES DEL SIMBOLO INFINITO (∞).


A Euler le parecía que sus símbolos y fórmulas se encargaban de pensar por él . Incluso dijo algo parecido de su lápiz. Y es que en ocasiones parece que los símbolos nos devuelven más de lo que pusimos en ellos, como si fueran más sabios que sus creadores.

La historia de la palabra infinito viene del Latin infinitus, una combinación de "in" que significa no o sin, y la palabra finis que significa fin o limite. Una de las primeras personas en considerar la noción de infinito fue el filósofo griego Anaximander, quién usó el terminó "sin fronteras" (apeiron). Infinito ha sido históricamente dividido en dos tipos: aquella concebida como actual (ya sea el espacio, tiempo, o Dios) y aquella que solo existe en nuestras mentes, como los conceptos de lógica y matemáticas. Este segundo tipo de infinito se le conoce más como infinito cuantitativo. El símbolo que hoy día conocemos como infinito se llama realmente lemniscate.

El concepto de infinito aparece en varias ramas de la filosofía, la matemática y la astronomía, en referencia a una cantidad sin límite o final, contrapuesto al concepto de finitud.
En matématicas el infinito aparece de diversas formas: en geometría, el punto al infinito en geometría proyectiva y el punto de fuga en geometría descriptiva; en análisis matemático, los límites infinitos, o límites al infinito; y en teoría de conjuntos como números transfinitos.

Sus orígenes son inciertos. Dado que la forma se asemeja a la curva lemniscata (del latín lemniscus, es decir cinta), se ha sugerido que representa un lazo cerrado.

También se cree posible que la forma provenga de otros símbolos alquímicos o religiosos, como por ejemplo ciertas representaciones de la serpiente uróboros.

El aspecto religioso del símbolo infinito predata sus orígenes matemáticos. Símbolos similares han sido encontrados en escrituras de las cavernas del Tibet, y la víbora infinita, siempre es mostrada en esa forma. En el tarot, representa el balance de las fuerzas y usualmente esta asociado con la carta del mago. (Esto lo he leído, pero el especialista es Bicho).
Otra fuente dice lo siguiente: El Lemniscate parece como un 8 acostado de lado. Este representa los ciclos del infinito y la creación, mientras un universo crece hacia y se convierte en otro. Es el pasado, presente y futuro, todos en uno y representando el estar en lo eterno ahora.

Pero lo cierto es que el matemático John Wallis fue el primero en usar el símbolo para representar al infinito en su tratado De sectionibus conicus en 1655.

Cronología del concepto de infinito.

-350 a.C. Aristóteles rechaza un infinito real.
-1639 Gérard Desargues introduce la idea del infinito en la geometría.
-1655 Se atribuye a John Wallis haber sido el primero en utilizar el símbolo para el infinito.
-1874 Georg Cantor especifíca, en la teoría de conjuntos, distintos órdenes de infinito.

Fuente: Wikipedia.

1 comentario:

  1. Claramente el simbolo nace de la figura Analema. Seguramente observada desde hace miles de años por culturas ancestrales.

    ResponderEliminar