DISCURSO DE LOS OBJETOS PERDIDOS.


" Perdí unas pocas diosas camino del sur al norte,
también muchos dioses camino de este a oeste.
Un par de estrellas se apagaron para siempre, ábrete, oh cielo.
Una isla, otra se me perdió en el mar.
Ni siquiera sé dónde dejé mis garras,
quién anda con mi piel,
quién habita mi caparazón.
Mis parientes se extinguieron cuando repté a tierra,
y sólo algún pequeño hueso dentro de mí celebra el aniversario.
He saltado fuera de mi piel, desparramado vértebras y piernas,
dejado mis sentidos muchas, muchas veces.
Hace tiempo que he guiñado mi tercer ojo a eso,
chasqueado mis aletas, encogido mis ramas.
Está perdido, se ha ido, está esparcido a los cuatro vientos.
Me sorprendo de cuán poco queda de mí:
un ser individual, por el momento del género humano,
que ayer simplemente perdió un paraguas en un tranvía. "
Wislawa Szymborska.

"Tranquilamente y en sueños”, así describen la partida de la poeta polaca Wislawa Szymborska, quien en 1996 obtuviera el Premio Nobel de Literatura: falleció a los 88 años de edad, a causa de un cáncer de pulmón, según dio a conocer su asistente, Michal Rusinek, quien recordó que la escritora fue siempre una fumadora incorregible a pesar de las constantes advertencias de los médicos.

“Nada ocurre dos veces/ y nunca ocurrirá./ Nacimos sin experiencia,/ moriremos sin rutina”, dice uno de los versos de Nada dos veces, traducido por Krystyna Rodowska para una breve antología de poesía polaca contemporánea, publicado en Material de Lectura, de la UNAM.

Wislawa Szymborska —poeta, traductora de poesía y periodista—, nació el 2 de julio de 1923 en Bnin, cerca de Poznan. El interés de los críticos y los lectores lo despertó con su tercer libro de poemas Llamada a Yeti, a los que se sumaron Gran número, Gente en el puente, Fin y principio, En el puente, De la muerte sin exagerar o No sé qué gente; el Fondo de Cultura Económica publicó Poesía no completa, reeditada en 2011.

De acuerdo con la traductora y también poeta Krystyna Rodowska, la finura de la palabra poética de Szymborska pierde mucho en la traducción al español, porque su lenguaje tiene una vibración emocional e intelectual muy particular, debido a una mezcla de observaciones muy concretas, tomadas frecuentemente del mundo de la biología, y de un tono lírico sobrio, siempre atenuado por la ironía.

“Szymborska suele partir de un dicho, de un giro coloquial, de una pequeña observación práctica o de un reflejo de sus lecturas, deformándolo, arrojando sobre este dato una nueva luz, siempre teñida de humor lingüístico”, escribe la especialista en Material de Lectura.

La poeta y ensayista murió rodeada de algunos de sus familiares y amigos más cercanos, entre ellas la periodista Katarzyna Kolenda, quien posteriormente recordaba en una entrevista en la cadena TVN24 la personalidad de Szymborska.

“Siempre que se le preguntaba por qué escribía poesía ella respondía con un simple ‘eso yo no lo sé’. Trataba su trabajo como algo muy personal y con mucha modestia”, explicó Kolenda.

Aunque Szymborska (Kornik, oeste de Polonia, julio de 1923-Cracovia, febrero de 2012) es la poeta más conocida de Polonia, hubo que esperar hasta la concesión del Nobel en 1996 para que su obra llegase al resto del mundo.

Fue el comité encargado de entregarle el premio el primero en analizar la rica poesía de una autora a la que calificó de “Mozart de la literatura”, destacando el humor y la sencillez con la que abordaba las cuestiones más profundas, como la muerte o el amor.

Sus poemas inspiraron a varias generaciones de polacos, y uno de ellos, Amor a primera vista, sirvió al director de cine polaco Krzysztof Kieslowski como arranque para su película Rojo, parte de la trilogía “Tres colores: azul, blanco y rojo”.

Fuentes: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9106037
http://www.foroswebgratis.com/mensaje-dos_fragmentos_de_wislawa_szymborska_premio_nobel_1966-30161-1017454-1-3768928.htm

1 comentario:

  1. Me encanta, las cosas por por las que vale la pena vivir, muchas gracias!

    ResponderEliminar