2001, TOYNBEE, LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS, DAVID MAMET Y UN MISTERIO SIN RESOLVER…


Perpetrado por Oskarele

Si hay algo que de verdad me va a joder de la puesta en marcha de la dichosa Ley Sinde (que va a permitir cerrar páginas que contengan enlaces a películas y series de TV para descargar de manera gratuita), es que me va a costar encontrar mucho mas este tipo de cosicas. “Resurrect Dead: The Mystery of the Toynbee Tiles”, se llama el documental. Dirigido por John Foy, un compositor y guionista ocasional, obsesionado durante años con la realización de esta obra, tanto que trabajó limpiando casas y tuvo que recurrir a la beneficencia para comer, pero que vio su sueño cumplido y consiguió ganar el premio al mejor director de documental en el pasado festival de Sundance. Pero lo importante es lo que cuenta esta curiosísima obra. Vamos al lio. Agárrense, que vienen curvas. 



“The Toynbee tiles”.

Algo así como “Los azulejos Toynbee” o “Las Placas de Toynbee”. 

Se trata de una historia absolutamente embriagadora y extraña, pura esencia de leyenda urbana, pero, lo que lo hace aun más interesante, real, aunque sin un porqué y sin un cómo demasiado claro. Vamos por partes:

Desde mediados de los años ochenta (aquellos maravillosos años) comenzaron a aparecer unos extraños mensajes incrustados en el asfalto de las calles y carreteras de varias ciudades de los Estados Unidos e, incluso, de varias ciudades de Sudamerica. Y a lo largo de todos estos años han ido apareciendo muchas más, cientos (repito, CIENTOS), hasta el día de hoy…

Las extrañas placas son un poco más grandes que una matrícula, aunque se han encontrado algunas bastante más grandes, y todas contienen, con algunas variaciones, este texto:

TOYNBEE IDEA
IN Kubrick's 2001 (en muchos casos pone: IN MOVIE 2001)
RESURRECT DEAD
ON PLANET JUPITER.

Unas más grandes que otras. Unas más elaboradas que otras. Pero todas con ese mismo mensaje, críptico y extraño, en apariencia. La escritura suele ser similar y de baja calidad. Y todas realizadas con lo que parece ser capas de linoleo y compuesto para sellar baches. Y algunas, lo que es más fuerte, en mitad de autovías o túneles (¿Cómo “pegar” una movida de estas en mitad de una carretera en la que los coches pasan volando?). En algunos de ellos había, además, pequeñas anotaciones en los márgenes, también cripticas y difíciles de entender (algunas aluden a conspiraciones entre la prensa, el gobierno de los EEUU, la URRS y los judíos). 




En los USA, han sido divisadas al oeste hasta Kansas city, al norte hasta Boston y al sur hasta Washington, con epicentro en el área metropolitana de Filadelfia. Se calcula que los originales, los realizados por el autor original, aparecieron en unas doce ciudades yanquis, entre ellas, las tres mencionadas y Filadelfia, así como Pittsburgh, St. Louis, Cincinnati, Cleveland y otras cuantas en América del sur. Además han aparecido muchas otras de otros autores, quizá atendiendo a las peticiones del autor original de difundir este mensaje en algunas de ellas…

Desde mediados de los noventa, con el nacimiento de internet, comienzan a surgir los primeros artículos sobre esta movida (la primera referencia en los medios apareció en 1994 en The Baltimore Sun), aunque los investigadores han encontrado referencias muy anteriores: en 1983, The Philadelphia inquirer publicó una historia sobre una supuesta campaña establecida en esa ciudad, Filadelfia, en la que mencionan varias ideas que guardan una sorprendente similitud con este misterio: la posibilidad de resucitar a los muertos regenerándolos molécula a molécula, según lo expuesto por el historiador Arnold Joseph Toynbee, y la relación de esto con el salto evolutivo que narraba Kubrick en 2001, con la aparición de un segundo monolito en… Júpiter. Eso sí, no se hace mención a las dichosas placas, pero ya en el 83, alguien hablaba de esta historia.

Pero ¿Qué nos quiere decir el autor de esta historia con estas dichosas placas? Vamos a verlo:

“Toynbee idea”. La idea de Toynbee. Esto hace referencia a Arnold Joseph Toynbee (1889-1975), un historiador británico, especialista en filosofía de la historia, que estableció una teoría cíclica sobre el desarrollo de las civilizaciones, según la cual las civilizaciones no son sino el resultado de la respuesta de un grupo humano a los desafíos que sufre, ya sean naturales o sociales. Fue además un autor prolífico, siendo su obra más reconocida e influyente “A Study of History”, doce volúmenes escritos entre 1934 y 1961.

"Kubrick's 2001" se refiere a “2001: Odisea en el espacio”, la maravilla fílmica co-escrita y dirigida por Stanley Kubrick en 1968.

El misterio viene con las dos frases inferiores: “Resurrect dead” y “on planet Jupiter”.

Los investigadores que aparecen en este documental, basándose en unas supuestas cartas del supuesto creador (complicado explicar el origen de esas cartas, mejor ver el docu), aseguran que la idea surge un pasaje del libro de Arnold Toynbee "Experiences", en el que plantea que la civilización actual puede mantenerse gracias a un logro evolutivo sin igual: conseguir la inmortalidad mediante la ciencia, recreando molécula a molécula un cuerpo muerto.

Esto se puede relacionar bastante con la peli de Kubrick: la aparición del monolito en Júpiter representa un cambio evolutivo, al igual que el que aparece al principio en la época de los primates. En la peli, al final, David Bowman se ve a sí mismo cada vez más viejo hasta acabar moribundo en la cama frente al monolito. Repentinamente, Bowman toma forma de feto dentro de su bolsa amniótica en su cama, pasando luego a flotar en el espacio sobre la Tierra en un apoteósico final que, como al principio, utiliza la música de "Así habló Zaratustra" de Richard Strauss… es decir, resucita de la muerte, en Júpiter…


Otros plantean que la referencia de Toynbee proviene del autor de ciencia ficción Ray Bradbury y su historia corta "The Toynbee Convector", la cual alude a la idea de Toynbee de que para conseguir sobrevivir, la humanidad debe siempre correr a encontrarse con el futuro y debe siempre apuntar mas allá de lo que es prácticamente imposible. Relacionando esto con el resto del mensaje, igual lo que puede proponer es que la humanidad debe esforzarse por colonizar Júpiter (sic), como en la peli de Kubrick, para lograr sobrevivir…

Pero hay más: la historia corta "Júpiter V" de Arthur C. Clarke contiene elementos en común con 2001 y menciona a Toynbee varias veces…

La cosa llega a extremos perturbadores con algo sumamente curioso: en 1983 el conocido autor teatral David Mamet, escribió una obra llamada "4 A.M.", publicada en la colección "Goldberg Street: Short plays and monologues" de 1985. Aquí la tenéis completa: http://convozine.com/1883-inside-the-hotdog-fa/5905.

En la obra, un entrevistador de la radio (inspirado por Larry King) escucha impacientemente a alguien que llama por teléfono que sostiene que la película 2001, basada en los escritos de Arnold Toynbee, habla sobre el plan para reconstituir la vida en Júpiter. El entrevistador apunta rápidamente a errores de facto en el razonamiento del oyente y a los fallos lógicos de su plan. ¿Y si esto pasó de verdad? ¿Y si Mamet escuchó la conversación entre el creador de las placas y un locutor de radio?

Mamet asegura que inventó esa historia y que no se basó en ninguna conversación real. De hecho considera que las placas pueden ser un homenaje a esta obra y que eso explica el misterio… pero los investigadores, como los que han hecho el documental, han demostrado que hay referencias anteriores, y parece ser que, efectivamente, el creador de las placas llamó al programa de Larry King. 



La cosa se complica aun mas, si es que se puede, con una perturbadora inscripción, básica en esta historia, que surge en Filadelfia. Consistía en cuatro penales de letras impresas, difícilmente legibles y en cursiva, en el que el creador habla directamente sobre sus ideas. Entre otras lindezas asegura que un tal John Knight Rider (un claro seudónimo), enemigo de su movimiento, envió a la mafia para matarle, pero se libró y “aseguré mi casa con puertas explosivas y me fui del país en 1991”.

Asegura que el FBI andaba detrás de él mientras se refugió en Dover, Inglaterra, y que a su regreso a Filadelfia (importante esto), ha sido perseguido y vigilado, así como amenazado.

“NBC CBS group "W" Westinghouse, Time, Time Warner, Fox, Universal all of the "Cult of the Hellion" each one were Much worse than Knight-Ridder ever was mostly hellion Jews”
(NBC, CBS, el Grupo W Westinghouse, Time, Time Warner, Fox, Universal y todo el "Culto de la Hellion", cada uno de ellos eran mucho peor que Knight-Ridder fue alguna vez, en su mayoría Judios Hellion)
Una locura.

En el documental proponen un sospechoso, al que localizan, entre otras cosas, por una dirección inscrita en una inscripción de Santiago de Chile, 2624 S. 7th Philadelphia, PA. Lógicamente lo investigaron, y descubrieron indicios que parecen determinantes y claros: en los alrededores existen mogollón de pruebas de placas con los mismos materiales; el tipo en cuestión es un señor enormemente introvertido (al que no consiguen entrevistar), con problemas mentales obvios y que sufre delirios persecutorios. Y lo que es más fuerte, parece ser que en su coche tiene el suelo del copiloto quitado, lo que explica la forma en la que hace las inscripciones en mitad de calles y carreteras sin levantar sospechas… Pero es que además este tipo, según comentan en la peli, se dedicó, antes de esto, a difundir estas mismas ideas mediante una emisora de onda corta por Filadelfia.

En fin, que no está muy claro quién es el responsable último de toda esta historia, aunque todo parece apuntar a este tal “Sevy”, un señor de Filadelfia que no anda muy bien de la mente y que durante años se dedicó a hacer esto, que parece fácil, pero…

Para enterarse mejor, busquen el docu por internet en páginas de esas que pronto serán ilegalizadas, está en buena calidad y con subtítulos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada